LOS ÁNGELES — A la franquicia del filme Terminator quizás le ha llegado el Día del Juicio.

Pese a las reseñas generalmente favorables y al regreso de la estrella Linda Hamilton y el productor James Cameron, Terminator: Dark Fate estrenó muy por debajo de las expectativas en la taquilla. Los estudios calcularon hoy que Dark Fate recaudó sólo $29 millones en más de 4,000 cines de Norteamérica a pesar de un reportado costo de producción de $185 millones.

Sin embargo, fue lo suficiente como quedar en el primer lugar de taquilla. En el segundo lugar quedó el Joker, con $13.9 millones, y en el tercer lugar estuvo Maleficent: Mistress of Evil con $12.1 millones.

Harriet, película de Focus Features basada en la vida de Harriet Tubman, recaudó más de lo esperado, $12 millones en sólo 2,000 cines y quedó en el cuarto lugar.

Y Motherless Brooklyn, de Edward Norton, estrenó en el noveno lugar con $3.7 millones.