Santurce es Ley Alexis Bousquet

Alexis Bousquet, fundador de Santurce es Ley, recuerda que la primera edición contó solo dos murales. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

La pupila apenas deja escapar la monumentalidad de la pintura mural del recinto de la calle Cerra de Santurce, cuando ya su lente comienza a enfocar otros retratos gigantescos hiperrealistas o sacados de entresueños, de arte pop; o se topa con un jíbaro de principios del siglo pasado, con las tres carabelas de la conquista amarizando entre indios asesinados, o sencillamente, tropezando con un pichón de alambres escultórico.

Se trata de 60 obras maestras muraladas que durante el verano ocupan nuevos espacios, muchos derruidos, en paredes inalcanzables o al ras del suelo, enmarcadas en la octava edición del proyecto Santurce Es Ley, fundado y curado por el artista urbano y galero Alexis Bousquet, en conjunto con su espacio-laboratorio denominado Instituto de Subcultura.

Este arte, que funciona como una ventana hacia el cerebro contenido con diferentes formas estéticas de entender el mundo, constituye esa arma que propende el bienestar del individuo conectándole entre la vida, la muerte y la imaginación. En su mayoría obras surrealistas, esta liberación de la mente rompe a cada paso con las restricciones tradicionales, llevando la imaginación sin límites al poder.

“Soy nacido y criado en Santurce y abrí la galería hace 11 años en la calle Cerra, que siempre me llamó la atención por su historia, su espacio amplio, la música y el mundo del disco. No había restaurantes y más allá de almacenes y casas abandonadas, se veía mucha vida. Luego decidimos hacer el festival de arte Santurce Es Ley. Pintamos murales, trajimos propuestas de arte independiente dentro de vagones, hicimos alianzas con artistas y personas de la comunidad. Poco a poco, ya vamos para la octava edición y otra que celebramos en Culebra y Ponce”, señaló Bousquet a EL VOCERO.

El gestor y sus colegas decidieron que para mostrar su trabajo era imperativo crear murales alrededor de todo Santurce, no solo en la calle Cerra.

“El movimiento viene de esa misma gesta del graffiti, que es parte de una subcultura de arte que se mueve de noche y de día. Los artistas internacionales que participan vienen de ese background. Aquí se han pintado entre 50 a 60 murales en el área. Al principio comenzamos con dos murales: uno frente a mi galería y al otro lado del edificio. Investigamos lo que fue el Taller Alacrán de Martorell y Sobrino en esta calle, en los 70, e hicimos un mural en honor a lo que fue y la importancia de sus carteles revolucionarios. Buscamos dar conciencia al crear murales, que hemos llevado a esculturas de gran escala y sacar todo lo artístico de la pared”, sostuvo.

Internacional en su octava edición

En realidad, según apunta, vino a crear conciencia sobre lo que es el espacio independiente para que artistas contemporáneos relevantes los intervinieran. Eso incluyó el reconocer el talento de los artistas urbanos plásticos, dar valor a los que no se conocen; y con ello, mantener una zona de arte libre siempre. De ahí se desprendería la trascendencia histórica y cultural a partir de las mismas creaciones de los artistas.

Empero, ya se preparan los muralistas para forjar un museo de arte urbano, documentar las obras para publicarlas y concienciar a los coleccionistas. Más importante aun, es idear un plan a largo plazo de conservación y restauración de las obras. Próximamente, la galería trabaja en un proyecto audiovisual, mientras se estudian activaciones semanales para solidificar el ciclo continuo de cultura y arte, más allá de una vez al año.

La galería viene siendo el corazón de este movimiento en tanto que en esta sede se preparan los bocetos a pintarse. Las nuevas muraladas se realzarán en verano y diciembre.

“La gente piensa que Puerto Rico es playa y monte. Viene el turista que se aburre y encuentra que nuestra cultura artística es igual o mejor que la de muchos lugares del mundo. Esto está lleno de restaurantes actualmente, cosechándose un valor adquirido que tenemos que proteger, además de que hay que compensar al artista. Estas obras son patrimonios que hay que proteger”, recalcó.

Entre las piezas, señala Bousquet una del Colectivo Moriviví, contra del abuso de la mujer. Pintaron una mujer con los senos al aire y alguien le pintó encima un brasier.

“Ellas tomaron las riendas de su obra y con otras organizaciones lograron arreglar el mural vandalizado. Pusieron fotos de más de 100 mujeres que se fotografiaron con los senos al aire, las imprimieron y crearon cientos de senos. No solo arreglaron la pieza, sino que dejaron claro que no los pueden tapar ni destruirlo”, precisó.

Algunos de los participantes de esta edición son Luis Alejandro Rodríguez, David Zayas, el colectivo The Stencil Network, Ana Marietta, Andrés Cortés, Sergio Vázquez, el dominicano Angurria, la canadiense Danae Brissonnet, la belga Adele Renault y el holandés David Junelouf, conocido como Mr. June, Colectivo Moriví.

Locations

(0) Comentarios

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.