Gobernadora y Jenniffer González

El gobierno anunció por todo lo alto la asignación de $12,804 millones en fondos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) que se supone vayan dirigidos a mejorar la red eléctrica del País y reparar las escuelas afectadas tras el paso del huracán María hace ya tres años.

La actual administración negó que la asignación de estos fondos sea una estrategia política del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien busca la reelección en noviembre, para lo cual necesita el voto de los hispanos y de los miles de puertorriqueños que viven en la diáspora. En conferencia de prensa ayer en Casa Blanca, Trump volvió a repetir que en Puerto Rico hay mucha corrupción. Cuando se le preguntó por qué asignó más fondos, habló sobre los planes de regresar las farmacéuticas a la Isla y la necesidad de mejorar la red eléctrica.

“Vamos a estar llevando allá la producción de manufactura y farmacéuticas”, dijo Trump. “Puerto Rico ha sido bien corrupto, ha sido increíblemente corrupto y estamos estudiando esto y tenemos un grupo de gente trabajando con los políticos. Pero hay que hacer algo con la red (eléctrica). La red es un desastre y sus generadores no funcionan. Si podemos reconstruir a Puerto Rico como un área para recibir las farmacéuticas, va a ser increíble”, expresó.

De igual forma, los portavoces de FEMA aquí enfatizaron que el dinero asignado para las mejoras a la red eléctrica no son un cheque en blanco para la empresa LUMA Energy —privatizadora de la red de transmisión y distribución de la corporación pública— y dijeron que el acuerdo para desembolsar estos fondos es con el gobierno de Puerto Rico.

La conferencia de prensa se realizó en las oficinas centrales de FEMA, en Guaynabo, un espacio que hace unos meses estaba repleto de empleados laborando en el proceso de recuperación post María y que ahora permanece prácticamente vacío en respuesta a la pandemia de Covid-19.

Esta asignación destina $10,510 millones a la reparación de la red eléctrica de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y otros $2,294 millones para la restauración de escuelas.

La lista de proyectos —que podrían extenderse por los próximos cinco a siete años— incluyen 339 subestaciones, 53 centros de transmisión, 12 subestaciones móviles, 45,000 postes, 18,000 transformadores, sobre 3,000 millas de líneas de distribución, reparación y dragado de represas y embalses.

En cuanto a las escuelas, se supone que el dinero alcance para reparar 1,109, incluyendo siete planteles en Vieques y Culebra.

A preguntas de la prensa, los funcionarios reconocieron que este dinero no estará disponible de inmediato pues FEMA requiere de procesos que han mantenido detenidas el resto de las reparaciones luego del huracán María. Además, es se requiere que el gobierno local cumpla con el pago de estos fondos, pues FEMA trabaja mediante reembolsos.

Según la gobernadora Wanda Vázquez, la Junta de Control Fiscal destinó unos $750 millones que pueden ser utilizados para ir encaminando estos proyectos de reparación y reconstrucción antes de solicitar el reembolso a FEMA.

Ottmar Chávez, director ejecutivo de la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3, por sus siglas en inglés) dijo además que FEMA permite solicitar adelantos del dinero asignado.

“La autoridad (AEE) puede presentar un plan de 12 meses de cuánto voy a gastar, informar que ya hizo unos procesos de compra o de subasta y quiénes son las personas a las que se les van a adjudicar los contratos y, a base de eso, pueden adelantar hasta 90 días”, explicó. “Eso es adicional a los $750 millones que autorizó la junta (fiscal) para la reconstrucción y para proyectos de FEMA”, detalló.

El funcionario admitió que la reconstrucción del sistema eléctrico costará más de los fondos asignados, cuando se le preguntó sobre el estimado de $18,000 millones que costaría reparar la red energética.

“Creo que en los pasados tres años hemos visto diferentes números. En el plan que se mencionó el año pasado se estimó en $20,000 millones. Lo que estamos anunciando hoy (ayer) son fondos del programa de asistencia pública de FEMA. Hay que añadir fondos de mitigación del programa y fondos CDBG-DR. Esto es una parte de los fondos asignados”, indicó Chávez. “Este acuerdo no es una sorpresa para nadie. El equipo federal y la AEE acordaron y esta es la asignación”, señaló.

Aclaran alcance de LUMA

De acuerdo con Chávez y con el coordinador de FEMA en Puerto Rico, Alex Amparo, el acuerdo de desembolso de estos fondos es con el gobierno de Puerto Rico. Esto implica, según indicaron, que el dinero no es un desembolso directo a LUMA Energy.

“Todos los desastres tienen un contrato. El gobierno de Puerto Rico es el recipiente de los fondos federales. El gobierno es responsable del desembolso, monitoreo y uso de fondos. La autoridad (AEE) y su junta son los responsables de someter toda solicitud de reembolso a tiempo”, explicó Chávez.

“LUMA es la compañía que selecciona la AEE como alianza para gerenciar los proyectos. Los proyectos irán a subasta y el que se gane la subasta hará la construcción. LUMA es la empresa que gerencia los proyectos y en el consorcio hay una compañía que se especializa en manejo de estas asignaciones y se aseguran de cumplir con toda reglamentación y autorizar cualquier acción pertinente”, agregó el titular de COR3.

Por su parte el director ejecutivo interino de la AEE, Efran Paredes, dijo en declaraciones escritas que “los fondos obligados por FEMA son otorgados por el gobierno federal al gobierno estatal a través de COR3. El gobierno estatal, a través de la AEE o su operador, será responsable de cumplir con el plan que se va a preparar en los próximos 90 días”.

Tags