Larry Seilhamer

El presidente de la Comisión Especial de Asuntos de Energía del Senado, Larry Seilhamer.

Para el presidente de la Comisión Especial de Asuntos de Energía del Senado, Larry Seilhamer, la implementación de la nueva política pública energética y la Ley para Transformar el Sistema Eléctrico va a buen ritmo, aunque todavía falta por localizar la inversión que necesita el gobierno para implementar ambos decretos.

El exgobernador Ricardo Rosselló firmó la Ley de Política Pública Energética en abril de este año y la Ley para Transformar el Sistema Eléctrico —que privatiza los sistemas de transmisión y distribución de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE)— en junio de 2018. Sin embargo, su implementación requiere de unos procesos a corto y largo plazo, de inversión y de ejecución de parte de la corporación pública.

Seilhamer realizó ayer la tercera vista pública de la Resolución del Senado 1072, que da seguimiento a la implementación de ambas leyes, con la ponencia del asesor legal de la Oficina de Recuperación y Reconstrucción de Puerto Rico (COR3), Antonio Pavía. Sin embargo, el Senado no tendría un panorama más claro sobre la implementación de ambas leyes y el acceso a los fondos hasta que comparezca la AEE.

“En términos del COR3 para cumplir con el mandato que tiene la AEE de modernizar todo el sistema tiene que haber una inversión millonaria y queríamos saber si había una gestión realizada por el COR3 de asignación en términos de inversión”, dijo. Según el senador, la inversión para modernizar el sistema requiere de una suma estimada en $14,000 millones.

“En la vista nos dijeron (el COR3) que el gobierno federal autorizó a la AEE a contratar los servicios de diseño y arquitectura para confeccionar toda la plataforma necesaria de los proyectos permanentes que cumplan con la política pública energética”, agregó.

El legislador detalló que hay varios proyectos que han comenzado y que son permitidos con la nueva ley de política pública energética. “Ya comenzó, por ejemplo, las propuestas de hidroeléctricas. La cooperativa de la montaña va a participar en lo que es producción de energía en los embalses. Eso es un proyecto piloto que me parece que va a lograr otro tipo de proyectos con consorcios municipales”, detalló.

Mencionó que esa ley promueve la autogeneración, el prosumidor, las microrredes y las cooperativas de energía. “Esas son las que queremos promover de manera que la generación centralizada desaparezca”, agregó.

Esperan por la AEE

El senador no pudo precisar cuán cerca está la AEE de lograr una inversión de $14,000 millones para modernizar el sistema. “La AEE —será bien interesante— es quien nos puede informar, pero he escuchado al ingeniero José Ortiz (director ejecutivo de AEE) decir que nos puede tomar de 6 a 7 años lograr hacer toda esta transformación, pero vamos a necesitar fondos”, dijo.

Seilhamer no descartó auscultar con el Departamento de Energía federal para transformar el sistema eléctrico de la Isla. “Le han dado (el departamento federal) fondos a otras organizaciones como Southern States Energy Board y a una Coalición para Energía Nuclear y entre ambas $2 millones, pero yo quisiera saber si para nosotros nos han asignado algo. Vamos a buscar esa información y posteriormente le preguntaremos a la AEE”, detalló.

La próxima vista pública relacionada a dicha resolución senatorial será entre las próximas dos semanas y la AEE deberá comparecer. “Ahí tendremos un panorama más claro para dar cumplimiento con las leyes”, sostuvo.