Ramón Luis Rivera

Rivera (al centro) anunció ayer que los detalles de este contrato se hablarán de forma privada. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

El comité de transición entrante del gobernador electo Pedro Pierluisi discutirá a puerta cerrada con el Departamento de Educación (DE) los pormenores de la contratación de un síndico o fiduciario para la agencia.

El gobierno anunció hace meses la selección de la firma Alvarez & Marsal como fiduciario de la agencia, la condición impuesta por el Departamento de Educación federal antes de liberar más de $600 millones que fueron asignados al DE, pero que no se entregarán hasta que haya un síndico contratado. En abril se anunció la selección de esta empresa, pero el contrato no ha sido firmado.

En negociaciones

“Ha habido una extensa y vasta negociación del contrato. El proveedor seleccionado desea que el contrato no contenga unas cláusulas que la ley establece que son medulares y que son requisitos de ley. No puedo entrar en identificar específicamente esas cláusulas porque estamos finalizando la discusión, pero el secretario no puede violar la ley estatal ni dejar pasar esto por algo”, expresó el secretario de Educación, Eligio Hernández, en el cuarto día de las vistas de transición ayer.

“Se les envió una misiva de que ellos, como proveedores, no tienen la discreción de eliminar unas cláusulas que están contenidas en legislaciones estatales”, informó.

El secretario no ofreció detalles de por qué seleccionaron a esta firma, pero indicó que recibieron tres propuestas y que esta empresa recibió la mayor puntuación. La empresa multinacional tiene en su plantilla al exsecretario de la Vivienda, Fernando Gil Enseñat. El exsecretario informó ayer que su puesto es como director del área de infraestructura y proyectos de capital, y aseguró que no tiene nada que ver con la división que trabajaría el contrato con Educación.

El alcalde de Bayamón y presidente del comité entrante de transición, Ramón Luis Rivera, anunció ayer que los detalles de este contrato se discutirían a puerta cerrada. No precisó si el gobierno entrante mantendrá el acuerdo.

“Esto es un proceso en solicitud de propuesta que hizo el Departamento de Educación y ese proceso tiene que continuar. Al final del camino una de las alternativas sería dar por terminado el proceso, pero tendrías que iniciar uno nuevo porque si no tienes el monitor, no vas a poder tener acceso a los fondos federales a menos que tengamos otros escenarios que no voy a adelantar”, indicó.

“Estamos obligados a continuar la negociación. (Ayer tarde trabajarían) en reunión ejecutiva para discutir esto”, añadió.

Cuando se le preguntó si el contrato se va a firmar, Rivera contestó que “si no hay manera de llegar a un acuerdo razonable, el gobernador determinará si se firma o no se firma”.