bayamon
Rivera destaca que asumir riesgos y tomar decisiones es fundamental en la gestión pública. >Brandon Cruz González/EL VOCERO

 

Cuando inicie hoy su sexto término como alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera lo hará en una ceremonia de escasos invitados, realizada con un presupuesto de menos de $300 y donde solo se podrá degustar una taza de café y algún bocado dulce. Será virtual y le tomará menos de 35 minutos, según anticipó en entrevista con EL VOCERO.

El tiempo mayor lo lleva como alcalde por los pasados 20 años, al frente de un municipio donde recibe el apoyo electoral en cruce de líneas de partido, y al que acuden homólogos de su Partido Nuevo Progresista (PNP) y del opositor Partido Popular Democrático (PPD) para conocer de sus procesos operacionales y la gestión de proyectos.

Este año, su participación como presidente del comité de transición del gobierno de Pedro Pierluisi le requirió largas horas fuera de la alcaldía en medio de las fiestas navideñas. La jornada en cuanto a la rendición de cuentas de los jefes de agencia salientes no fue cómoda para todos.

“Una vez, hace ya un siglo (bromea con el tiempo) leía yo unos artículos y recuerdo una frase de Confucio que decía que el trabajo del hombre era conseguir el trabajo que le gustara. Si lo disfrutas y lo amas, vas a ser exitoso. Si vas a aspirar a una posición pública, la primera pregunta es si eso te va a gustar, ese es el paso más importante”, contestó Rivera, al cuestionamiento de por qué un término más en el ayuntamiento.

A los nuevos líderes y jefes de agencia les recomienda —además de tener honestidad, trabajar duro y alto sentido de justicia social— asumir riesgos y los fracasos también.

Dijo que si algo se pudo observar durante las vistas de transición del gobierno central fue que “muchos jefes de agencia no se atrevían a tomar decisiones por miedo a cometer un error”.

“Cuando uno corre una operación pública o una empresa, y a veces las alternativas que tienes no convencen mucho, la tercera alternativa es no hacer nada, pero uno no está aquí para no tomar decisiones. Lo importante es que sean más las veces que aciertes que las que falles. A (Luis) Muñoz Marín una vez le preguntaron y dijo que no le preocupaba cometer un error si es buscando los intereses de la mayoría del pueblo. Dijo que lo importante es que ese error no lo vuelvas a cometer”, expresó el ejecutivo municipal, quien el próximo febrero cumple 65 años.

“Exceso de leyes”

Reconoció que en el contexto histórico actual la gobernanza municipal es mucho más compleja porque hay “exceso de leyes”, mayor fiscalización y a nivel público —con las redes sociales— el escrutinio de la gestión es diario y continuo.

Rivera entra a su sexto término con un superávit de $28 millones y una deuda pública que en el último cuatrienio redujo de $240 millones a $112 millones mediante el refinanciamiento y otras gestiones. Con esas cifras se siente cómodo y en cuanto a los $28 millones de superávit destacó que se usa como una reserva para la primera respuesta en casos de emergencias, como ocurrió con los huracanes de 2017. Aclaró que no es dinero que sobra.

Al comparar las pasadas dos décadas con los retos por delante, mencionó que la quiebra del gobierno y el cierre del mercado financiero para los municipios —al cual accedían a través del desaparecido Banco Gubernamental de Fomento— los coloca en una posición complicada. Más aun si se añaden las crisis recientes como los huracanes, los terremotos y —sobre todo— el Covid-19.

Destacó que eso se refleja también en el gobierno central y afrontarlo con mayor determinación debe ser el norte. Aludió a las vistas de transición, donde comentó que en algunos casos “vimos falta de dirección y sentido de urgencia, reformas a medias, burocracia excesiva y falta de colaboración entre los gobiernos municipales y los federales, y entre las mismas agencias de gobierno”, lo cual entiende no debe ocurrir.

Opinó que habrá mejores resultados “si el nuevo gobierno logra que las agencias entiendan que se tienen que ayudar y que hay una sola finca y se llama Puerto Rico”.

La agenda en la ciudad

El alcalde informó que trabajan dos proyectos nuevos que ayudarán en la transformación tecnológica porque “reconozco que es el futuro y a Puerto Rico hay que llevarlo por ese camino”. Informó que desarrollaron un centro de tecnología, que reclama ha sido exitoso porque ha ayudado a encaminar los estudiantes.

“Ahora vamos a montar un proyecto de ‘e-commerce’ donde ayudemos a los jóvenes emprendedores que quieran montar esa idea de compañía y su catálogo de productos”, adelantó Rivera, y espera que esté listo este año.

En gestión tiene un proyecto de canalización de ríos, otro para instalar generadores a los sistemas de bombeo de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) en Bayamón, para cuando la electricidad falle no se queden las comunidades sin agua potable. “No voy a esperar por el gobierno central”, advirtió.

También construirá en este cuatrienio un refugio permanente con todos los equipos necesarios para atender emergencias. Estará en una escuela cerrada que adquirieron cercana a las urbanizaciones Forest Hills y Bayamón Gardens.

Mientras, el centro de manejo de emergencia se habilitará con placas solares para una mayor capacidad de respuesta.

Por ahora, realizan análisis para tener áreas tecnológicas a las que puedan mover la operación municipal en caso de emergencia.

—¿Habrá un séptimo término como alcalde?

“Vamos a terminar estos cuatro años primero”, contestó Rivera.