Pedro Pierluisi

El gobernador Pedro Pierluisi. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

El gobernador Pedro Pierluisi pidió paciencia a la población de personas mayores de 65 años que aún no han recibido la llamada para indicar su turno para la vacunación contra el Covid-19, al tiempo en que reconoció que el proceso se reajusta diariamente para lograr la equidad en el acceso. 

Por medio de declaraciones escritas, reiteró que el proceso que sigue la Guardia Nacional a través de sus centros de vacunación, es que reciben a los pacientes citados mediantes llamadas telefónicas. 

"Es importante entender, que solo estamos recibiendo cerca de 40,000 vacunas a la semana, por lo que va a tomar tiempo poder llegar a todos nuestros residentes. A nuestros adultos mayores de 65 años, les recuerdo que deben esperar a recibir la llamada con su turno. A todos les va a llegar el turno. Hay un proceso de distribución por población, por centro de vacunación y por prevalencia de casos, que está siendo evaluado y ajustado todos los días para lograr la equidad de acceso para todos", detalló. El gobernador ya fue vacunado con la dosis de Moderna en enero. 

La denuncia de la población mayor es que no han recibido su turno y muchos hacen largas filas en los centros de vacunación intentando obtener la vacuna o un turno. 

"Les pido encarecidamente que confíen en la buena fe de todo el personal gubernamental de salud y en el mío propio. Todos estamos trabajando para lograr la inmunidad de rebaño que nos ayudará a regresar a la normalidad a la mayor brevedad posible", agregó. 

Asimismo, resaltó que Puerto Rico está en una mejor situación que más del 90% de los países del mundo. En República Dominicana, dijo, esperan recibir sus primeras dosis luego del mes de marzo.

En Puerto Rico se han administrado cerca de 400,000 dosis de la vacuna contra el Covid-19. 

"Reconozco que nuestra gente está ansiosa de recibir su vacuna y que es difícil esperar. Les puedo garantizar que estamos haciendo una labor titánica. Aunque se han cometido errores, como es natural en un proceso novel y abarcador como este", aseguró. 

El proceso de vacunación en Puerto Rico empezó el 15 de diciembre con el personal médico, adultos mayores en centros de cuido prolongado y égidas, y personas con discapacidad. Luego inició la Fase 1B para inocular  a las personas mayores de 65 años, los primeros respondedores y los maestros.

No obstante, se detuvo parcialmente esa fase para dar exclusividad a las personas mayores y maestros por un periodo de cuatro semanas. Luego continuarán nuevamente los primeros respondedores y el resto de las fases. 

Ayer, el general de la Guardia Nacional de Puerto Rico, José Reyes, reconoció que el proceso de vacunación en la Isla tiene un desfase de 7,000 vacunas. Este desfase ha ocasionado problemas para que algunas personas reciban sus segundas dosis el día programado.