Briseida Torres

La secretaria del Trabajo, Briseida Torres, dijo que la empresa Evertec logró coordinar el sistema de PUA con el de la agencia, lo que agiliza las solicitudes. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

La secretaria del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Briseida Torres, buscó poner punto final a los señalamientos sobre la lentitud con que se ha movido la aprobación de solicitudes al seguro por desempleo y afirmó que la agencia ha avanzado en el proceso. Quedan en el tintero unas 20,000 solicitudes de Asistencia de Desempleo por Pandemia (PUA, por sus siglas en inglés).

En entrevista con EL VOCERO, la funcionaria aseguró que finalmente la empresa Evertec logró coordinar el sistema de PUA con el de la agencia (Saben), lo que agiliza las solicitudes. Con esta fusión, aseguró, una persona que no cualifique para PUA pero sí para recibir el desempleo, sería aprobada sin tener que hacer un trámite adicional con la agencia.

El caos en las filas del desempleo se extendió por días en los que la secretaria responsabilizó a la empresa privada del descalabro en el sistema. Una de las alternativas que presentó la agencia fue abrir un servicarro que ayer continuaba operando frente a la agencia, en Hato Rey, y en el que las personas llevaban documentos, ya sea para solicitar el desempleo o conseguir que atiendan los puntos controvertibles que impiden que las solicitudes prosperen.

Otro de los escollos en el proceso fue la falta de personal para manejar las miles de solicitudes que comenzaron a llegar a raíz de las cesantías durante el toque de queda. La secretaria habilitó un centro de llamadas con 500 empleados para atender estos reclamos, pero no fue hasta ayer que el proceso de solicitudes comenzó a fluir con mayor agilidad. La secretaria confirmó que el trabajo con Evertec implicará aumentar el contrato con la empresa, pero rechazó ofrecer detalles de la cuantía porque, según indicó, está en proceso de negociación.

De PUA, informó, han recibido 90,000 solicitudes. Este programa federal otorga una asistencia de $600 semanales e incluye a las personas que trabajan por cuenta propia y quedaron desempleadas durante la pandemia. Es un beneficio retroactivo que estará vigente del 4 de abril al 26 de julio. De estas solicitudes, dijo que 71,000 casos ya están en el sistema y, de estos, 55,000 ya comenzaron a recibir los pagos.

“De PUA, hay 20,000 solicitudes que no recibieron pago automático porque levantaron situaciones, ya sea porque tienen una deuda de ASUME o porque su ingreso se vio afectado, pero no por situaciones de la pandemia. Sabemos que el beneficio de PUA es para personas que quedaron afectadas por la pandemia, ya sea que no pudieron seguir su trabajo o la manera en que se ganaban la compensación. Pero hay veces que la fecha que establece la persona es remota y eso nos impide brindar los beneficios”, sentenció. “Esos casos se están evaluando uno a uno para ver si en efecto se le puede brindar algún tipo de ayuda”, acotó.

En el desempleo regular

Pendientes, además, hay otras 40,000 solicitudes de desempleo regular que requieren una solución a los llamados “puntos controvertibles”. Estos puntos es donde se estancan las solicitudes de desempleo y las personas que solicitan deben esperar una resolución de la agencia.

La secretaria espera abrir servicarros en otros municipios para atender este tipo de casos y agilizar la aprobación de pagos.

Sin embargo, no pudo precisar cuánto tiempo estimado toma resolver estos puntos controvertibles o cuánto pasa desde que una persona solicita el seguro por desempleo hasta que recibe el primer pago.

Según dijo, esto depende de cada situación y las gestiones que haya que hacer como, por ejemplo, comunicarse con un empleador o corroborar la información sobre vacaciones y licencias disponibles.

“Esta semana en el servicarro hemos recibido 10,000 personas y más de la mitad se ha resuelto. Eso nos demuestra que la persona puede traer el documento que —si es de vacaciones— puede necesitar una firma. Eso agiliza el proceso. No es lo mismo que nos comuniquemos con usted, que usted tenga que contestar, a tenerlo de frente y decir si este es el documento que falta o no”, aseveró.

La funcionaria no estimó cuántas solicitudes de desempleo esperan recibir, pero afirmó que las solicitudes se han estabilizado luego del aumento reportado al inicio del toque de queda.

“Aunque ha habido reclamaciones subsiguientes, vemos una disminución en las reclamaciones nuevas”, aseveró. “Tenemos un total de 300,000 solicitudes. Hay algunas que serán o han sido denegadas porque no cumplen con los requisitos, pero la realidad es que las personas podrían estar reclamando y no es algo que uno pueda proyectar. Sería irresponsable proyectar”, puntualizó.

No hay estimados de marzo

Por otra parte, la secretaria informó que no hay estimados de desempleo para el mes de marzo porque no se han podido realizar encuestas casa por casa debido a la pandemia y al toque de queda. “Debido a la pandemia, (los datos) no pudieron ser recolectados”, señaló.