AEE

El exvicepresidente de la Junta de Gobierno de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), José Pérez Canabal, obtuvo un aumento de $80,000 en un contrato que inicialmente era de $130,000, lo cual aumenta el monto total a $210,000. 

Pérez Canabal fue vicepresidente de la Junta de Gobierno de la AEE, pero renunció en medio de señalamientos realizados por empleados activos y jubilados de la AEE por conflicto de interés y fraude que no prosperaron en los tribunales, según reportes de prensa que datan del año 2012 y 2014.

La segunda enmienda al contrato de servicios profesionales por servicios de consultoría administrativa 2020—00008-B, fue otorgada el 13 de febrero y tiene una vigencia hasta el 30 de junio, según la información publicada en la página web de la Oficina del Contralor de Puerto Rico. Pérez Canabal trabajaría asuntos relacionados a la central Costa Sur, que sufrió serios daños con los temblores de principios de año. 

Precisamente, hoy trascendió durante una vista pública cameral que, al presente, la AEE ha comisionado estudios a compañías sobre Costa Sur a un costo aproximado de $1,218,000. Los estudios que realizan varias compañías son para evaluar el exterior de las calderas de las unidades 5 y 6, las estructuras de las unidades 1 a la 6, los apoyos y tuberías de alta energía de las unidades 5 y 6, diseño de reparaciones de las estructuras, análisis de tanques de agua y combustible, entre otros. 

"Él (Pérez Canabal) fue empleado de la central de costa sur por muchos años. No sé si por 10 años u 8 años y montó mucho sistema eléctrico que hay ahí en Costa Sur. Me imagino que sería para eso. Este es un contrato que se trabaja a través de la Oficina de Gerencia, que tiene a cargo l rehabilitación de Costa Sur. Debo entender que es para eso", explicó hoy a la prensa el director ejecutivo de la AEE, José Ortiz, cuya firma aparece en la enmienda del contrato. 

Ortiz mencionó que el dinero que se ha pagado es reembolsable. Explicó que todo lo que sea para rehabilitar Costa Sur lo cubrirá el seguro o la Agencia Federal para Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés). "Tenemos proyectados unos $25 millones. Todo lo que sea relativo a la planta se va a cubrir por FEMA o el seguro", añadió en el Capitolio. 

Detalles de la enmienda al contrato 

El documento de seis páginas señala que las partes acordaron enmendar el Artículo III Pago, Sección A del contrato para aumentar el monto del contrato en $80,000 del original monto de $130,000. “Las partes reconocen que el monto total del contrato será de $210,000”, lee el documento analizado por EL VOCERO.

El contrato original fue otorgado el 1 de julio de 2019 hasta el 31 de diciembre de 2019 por $130,000 para consultoría administrativa. En ese documento se establece que la AEE necesitaba un consultor estratégico para asistir, entre otras cosas, en gestiones ante la Junta Federal de Control Fiscal y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).

Este contrato original se enmendó en una primera ocasión. La enmienda fue una extensión de tiempo y no hubo cuantía. De acuerdo a la Oficina del Contralor, la extensión fue desde el 23 de diciembre de 2019 hasta el 28 de febrero de este año.

Pero en la segunda enmienda del contrato, la AEE aduce a que era necesario retener los servicios prestados por Pérez Canabal para analizar y evaluar los daños ocasionados a la infraestructura de la AEE y hacer recomendaciones sobre el proceso de recuperación tras los eventos sísmicos en el suroeste.

De hecho, se hace referencia a un memorándum del 24 de enero del oficial de Reestructuración y Asuntos Fiscales de la AEE, Fernando Padilla Padilla, en donde se declara que la corporación pública está en proceso de restauración de su sistema eléctrico y continúa enfrentando nuevos desafíos, más aún después de los eventos sísmicos ocurridos en enero que trajo como consecuencia “una pérdida sustancial de generación, específicamente con la interrupción de operaciones de la central Costa Sur”.

“Debido a esto, de acuerdo con el señor Padilla Padilla, es necesario retener los servicios prestados por el consultor para analizar y evaluar los daños a la infraestructura de la AEE y hacer recomendaciones sobre el proceso de recuperación”, se añade en la segunda enmienda del contrato.

Además, se señala en el documento que la Oficina de Manejo de Proyectos (PMO) de la AEE, dirigida por Padilla Padilla, fue quien solicitó extender el periodo del contrato con el aumento del monto a $80,000 para el pago de servicios durante el periodo de extensión.

Pero cuando ocurrió el terremoto de 6.4 de magnitud que causó severos daños a la central Costa Sur fue la propia AEE que anunció que se había contratado a la compañía General Electric, la cual se haría cargo de hacer un estudio sobre los daños en la central Costa Sur para determinar si era reparable o no.

El subdirector de la AEE, Jaime López, explicó a EL VOCERO que a Pérez Canabal se la ha pagado $157,592 desde la otorgación del contrato original el 1 de julio de 2019. Añadió que se completó en una primera fase la producción de los estudios de daños en Costa Sur.

“Esto reflejó la magnitud de daños y lo requerido para la reparación de la infraestructura. Debido al proceso, se contempló retener una firma, sin embargo, al evaluar el alcance de trabajos y ejecución, se determinó utilizar el personal interno y asesores con costos menores”, mencionó.  

López añadió que la AEE cuenta con un poco más de 5,500 empleados, una reducción de aproximadamente 40% desde el 2008, por lo que se utiliza una combinación de empleados y consultores para ejecutar la gran mayoría de los asuntos estratégicos y proyectos claves.

“Siendo la reparación de Costa Sur uno de los proyectos más importantes de la AEE, se está utilizando el personal de la Oficina de Gerencia de Proyectos para dirigir los trabajos de restauración. Sin embargo, al comparar las necesidades de servicio y las tarifas se concluye que servicios de asesoría de infraestructura es mucho menor con recursos locales”, abundó.

A manera de ejemplo, mencionó que un asesor local está en rango de $80 a $200, mientras el consultor de compañías globales está entre $600 a $900. 

“Del mismo modo, por ejemplo, la Asesoría de Filsinger Energy Partners estaba en cuantías de facturación mensual en $1.1 millones, la cual se ha reducido en menos de $250,000 al mes para asuntos específicos de energía renovables y asuntos de acreedores. Esto se ha logrado en gran medida, por la utilización de recursos locales que pueden ejecutar el mismo servicio a una tarifa mucho menor”, dijo.

Cabe destacar que, según la Oficina del Contralor, Pérez Canabal obtuvo un contrato (2019-P00034) el 26 de octubre de 2018. El mismo expiraba el 30 de junio de 2019 por servicios de consultoría administrativa. Inicialmente, el contrato era por $79,500.

No obstante, fue enmendado y aumentado en dos ocasiones. La primera de ellas, el 8 de abril de 2019 y llevó un alza de $58,300. Mientras que, en la segunda, el 30 de junio de 2019 -mismo día de vencimiento-, el incremento fue de $50,000, para un total de $187,800.

Reacciona Utier

Por su parte, el presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER), Ángel Figueroa Jaramillo, recordó que Pérez Canabal tuvo unos señalamientos en su contra que aunque criminalmente no prosperaron, pero realmente han dejado una falta de credibilidad y cuestionamiento en su ejecutoria.

“La destitución de Pérez Canabal como vicepresidente de la Junta de Gobierno en el 2012 ya es un precedente suficiente para no haberle otorgado ningún contrato en la AEE porque el gobernador Luis Fortuño cuando tomó la decisión de destituirlo, aunque no fue procesado y señalado, la evidencia que la Alianza Empleados Energéticos en aquel momento hicimos publica fue más que evidente el conflicto de interés que tuvo en aquel momento”, dijo.

Figueroa Jaramillo mencionó que entiende que lo primero que hay que cuestionar es dónde está el informe que la Junta de Gobierno de la AEE dijo que haría el año pasado a raíz del cuestionamiento de la primera contratación de Pérez Canabal.

“Pérez Canabal fue a todas luces protagonista para que todo el andamiaje (que se estaba montando) para Costa Sur no se comenzara la reparación a tiempo y lo digo con toda la firmeza”, abundó. “La pregunta que nos hicimos en aquel tiempo fue, ¿qué facultad tiene un asesor, contratista, de determinar o intervenir en determinaciones administrativas?”.