New Fortress Energy

Las nuevas instalaciones de New Fortress Energy (NFE) en San Juan.

La empresa New Fortress Energy (NFE) tendrá que rendir cuentas a la Comisión Federal Reguladora de Energía (FERC, por sus siglas en inglés) por la conversión a gas de las unidades 5 y 6 de la Central San Juan, un proyecto contratado con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

La corporación pública buscó desligarse del reclamo del ente federal y dijo que es la empresa la que tiene que responder a la FERC.

“La AEE ha estado en continúa comunicación con New Fortress Energy sobre la orden de FERC. Los asuntos de permisos, de acuerdo a nuestro contrato, le corresponden a NFE, al igual que las respuestas y demás procesos con el regulador federal”, dijo Fernando Padilla, administrador de Reestructuración y Asuntos Fiscales de la AEE en declaraciones escritas.

Aseguró que no esperan que esto implique suspender los servicios de la empresa, que ya inauguró la planta de gas en la Bahía de San Juan para suplir gas natural a la AEE.

“La AEE no espera que, como resultado del procedimiento o cualquier procedimiento posterior de la FERC, NFE suspenda las operaciones de su instalación de gas natural en el terminal de San Juan. La AEE prevé continuar beneficiándose del acceso al gas natural en San Juan para reducir costos y emisiones, beneficiando a sus clientes, continuándose así la implementación de la transformación del sector de energía de Puerto Rico”, expresó Padilla.

El jueves, la FERC publicó una orden exigiendo a New Fortress que muestre causa de por qué la planta para gasificar las unidades 5 y 6 de la Central San Juan no debe estar bajo la jurisdicción de esta entidad. En la orden, la FERC recuerda que bajo la Ley federal de Gas Natural son ellos quienes tienen jurisdicción exclusiva para aprobar o denegar una solicitud de construcción de uno de estos terminales.

De acuerdo con el documento NFE, a través de la subsidiaria NFEnergía, construyó la planta en San Juan para suplir gas natural a la AEE, pero lo hizo sin llevarlo ante la FERC.

El ano pasado, la AEE firmó un contrato de $1,500 millones por cinco años con la empresa NFEnergía para que desarrollara la planta de gas natural. Al firmar el contrato, y según publicó EL VOCERO, Wes Edens, principal oficial ejecutivo de New Fortress Energy (empresa matriz de NFEnergía), dijo que sí contaban con el aval de la Guardia Costera de Estados Unidos y que esperaban el permiso de la Junta de Calidad Ambiental (JCA) y de la FERC. Aseguró entonces que tenían el aval del Negociado de Energía y la Junta de Control Fiscal.

El gobierno ha promocionado esta transacción como una que producirá ahorros en la factura de la luz.

A principios de mes, el presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), Ángel Figueroa Jaramillo, refirió a la Fiscalía federal un informe que enumera supuestas irregularidades en el contrato entre la AEE y esta empresa. Sustentó la denuncia en un informe preparado por la organización Cambio y por el Instituto de Economía Energética y Análisis Financieros que detalla supuestas irregularidades en el proceso de contratación de esta compañía.

Esto porque, como publicó este rotativo, la empresa tuvo acceso a información privilegiada de la AEE durante el proceso de subasta.

EL VOCERO solicitó una reacción a New Fortress Energy, pero al cierre de esta edición no devolvió la llamada.