Inundaciones

Al igual que en otros sectores en la Isla, en Barrio Obrero, en Santurce, la acumulación de agua produjo significativas inunadciobes.

NAGUABO - El paso de la tormenta Isaías al sur de Puerto Rico dejó en evidencia, una vez más, la vulnerabilidad del sistema eléctrico y la infraestructura de agua potable, en momentos en que se acerca la parte más fuerte de la temporada de huracanes.

Las zona central, sur y suroeste fueron las más afectadas por el sistema atmosférico, provocando que el personal de emergencias intentara localizar en horas de la noche a una mujer cuyo automóvil fue arrastrado por una quebrada ubicada en el barrio Calvache. Igualmente, hubo incidentes de personas atrapadas por inundaciones en Mayagüez y varios ríos que se salieron de su cause, entre estos el Río Blanco de Naguabo.

La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) reportó cerca de 400,000 abonados sin el servicio de luz de un total de 1.5 millones de clientes. Esto, según el director ejecutivo José Ortiz, fue ocasionado por problemas en las líneas adyacentes a árboles y otro tipo de material vegetal estremecido por el viento, pero también a los postes que colapsaron.

La ausencia de energía, a su vez, provocó que 150,000 clientes de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) se quedaran sin el servicio de agua potable. La falta de generadores en las bombas de acueductos, para que el agua llegara a algunas residencias, fue otro de los problemas que enfrentó el gobierno.

“Nosotros no tenemos luz desde las 2:30 de la madrugada. Anoche no había luz como a las 7:00 de la noche, vino y estuvo como hasta las 10:00 de la noche. A las 11:00 de la noche volvió y se fue de nuevo a las 3:00 de la mañana, pero hasta ahora no ha vuelto”, narró el comerciante naguabeño Harry Maldonado, ayer al filo de la tarde.

-¿Qué usted dice de cómo se ha manejado esto de la luz y el agua y especialmente porque usted es comerciante?, se le preguntó. “Estoy molesto y frustrado. No estoy en casa para no estar aburrido. No tengo planta (eléctrica) y estoy aquí vendiendo lo que se mantiene frío. Esto no es nada, pero ellos dicen que están ‘ready’”, respondió Maldonado, quien tampoco tenía servicio de agua a eso de las 4:00 de la tarde de ayer.

El director de la AEE explicó que la zona más afectada fue la zona este, que comprende desde Humacao hasta Comerío, aunque su expectativa es que para hoy gran parte de los clientes recuperen el servicio eléctrico. “La mayoría de los problemas son de fácil solución, lo que quiero decir es que mucho del sistema que está apagado es por el mal clima. El otro tipo de problemas que tenemos es ramas en el tendido eléctrico o árboles que han caído en el tendido eléctrico”, señaló.

Dijo que la luz podría tardarse más en los lugares donde la vegetación arrasó con líneas o postes, o algún poste se ha caído porque el terreno ha cedido.

Vivo un viejo problema

A preguntas de EL VOCERO sobre el proceso de desganche de árboles y las razones para dejarlo a última hora, Ortiz respondió que asumió el mando de la corporación “con 10 años de atraso”. Esto tras anunciar que la AEE contrató personal para la limpieza de vegetación y que se enfocaría en mantener las líneas de transmisión.

“Lo que te hablo lo estamos trabajando hace seis meses con compañías privadas, lo que pasa es que esto se cogió con 10 años de atraso de que no se hacía nada. Obviamente, tú necesitas el material y ahora mismo no sé cuántos postes se habrán caído por esto de la vegetación. Serán unas decenas de postes, no sé, no vi muchísimos, pero tenemos 12,000 postes en inventario”, expresó.

Recordó que cuando el huracán María en 2017 el sistema tardó en restablecerse debido a los daños que causó la vegetación en las torres de transmisión. “Si tuviéramos un evento mucho más fuerte pues obviamente puede ser que tengas más gente sin el servicio, pero si nos concentramos en el servicio en el área de distribución que queda cerca de las casas y los negocios, es más fácil de resolver”, dijo.

Tardarían tres años los generadores

La presidenta ejecutiva de la AAA, Doriel Pagán Crespo, no pudo precisar para cuándo se restablecería el servicio de agua. Tampoco pudo justificar las razones para no actuar de manera preventiva y colocar generadores en las bombas de agua.

“Tenemos casi 2,300 instalaciones que requerirían un generador de emergencia para operar por el tipo de instalación que es. Las instalaciones críticas de nosotros tienen generación e hicimos una subasta para adquirir 216 generadores, ya están en Puerto Rico y estamos en el proceso de instalar”, dijo.

Explicó además que la AAA se organizó para separar todos los años una partida operacional que les permitirá incluir -en tres años- los generadores en instalaciones que nunca han tenido.

Se afectan torres celulares

También el 14% de las torres celulares se encontraban fuera de servicio y 23 instituciones hospitalarias operaban con generador eléctrico.

Por otro lado, acercándose las 6:00 de la tarde de ayer, el Departamento de Vivienda tenía 72 personas refugiadas a nivel estatal y municipal, que en su mayoría se encontraban en Guayanilla, Añasco y San Juan.

Tags

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.