Asian nurse taking care of mature male patient sitting on wheelchair in hospital. Young woman and old man wearing surgical face mask for protection of covid 19 pandemic. Girl smile to elderly man.

El Departamento de Salud monitorea brotes de coronavirus en 26 hogares de cuido prolongado donde viven adultos mayores. En total, se trata de 95 personas contagiadas con covid-19 en estos centros: 16 empleados y 79 residentes.

“En estos momentos tenemos 26 facilidades con brotes activos”, reveló Jonnalie Tomassini, epidemióloga que coordina la atención a los referidos centros en Salud.

“Identificamos los brotes como un caso o más. Una vez se identifican estos brotes en algún centro de cuido o alguna égida o centros para personas con discapacidad intelectual, activamos el protocolo y en un periodo de cinco a siete días visitamos el hogar y hacemos pruebas a residentes y empleados. Tan pronto nos llega un caso, hacemos este proceso”, indicó la funcionaria.

Hay al menos ocho de estas personas hospitalizadas y, según informó Salud, ninguno está en cuidado intensivo. En uno de los centros, se informó, hay 29 casos positivos a covid-19.

 Tomassini reconoció que ha habido semanas durante la pandemia en que se han reportado más brotes, pero dijo que esta ha sido una de las cifras más altas de contagio en estos centros.

“Es complicado conocer por qué están aumentando. Sabemos que la variante delta tiene mucho que ver. Se comenzó la reapertura de estos hogares y se retomaron las visitas, así es que podríamos decir que tiene que ver con eso. Nosotros nos hemos encargado de orientarlos”, especificó.

Salud no detalla los nombres de los centros de cuido de adultos mayores o escuelas donde identifican brotes de covid-19. En este caso, Tomassini señaló que no se informa como mecanismo de protección a los residentes. Sí dijo que se supone que estos centros de cuido de ancianos permanezcan cerrados a las visitas en lo que se completa el proceso de aislamiento.

Ojo a mayores de 75 años

Mientras, la agencia reportó ayer 337 personas hospitalizadas a causa del covid-19. El doctor Rafael Irizarry, bioestadístico de la Coalición Científica, publicó ayer en su cuenta de Twitter que la tasa de positividad del coronavirus en la Isla está bajando para todos los grupos vacunados, excepto los mayores de 75 años.

“Se está viendo un patrón preocupante en PR: la tasa de positividad está bajando para todos los grupos de edad vacunados menos los mayores de 75, el grupo más vulnerable. Además, distinto al repunte anterior, en este la positividad de los mayores de 65 ha subido tanto como en los demás (grupos)”, explicó.

En el caso de los hogares de cuido prolongado, estos centros reclamaron que se retomara el esfuerzo de realizar pruebas para detectar el virus de manera consistente entre sus residentes. Esto, luego de que se permitiera la reapertura para las visitas familiares.

Según Tomassini, la semana pasada realizaron 1,254 pruebas en 20 instalaciones licenciadas por el gobierno, incluyendo los hogares de personas con discapacidad intelectual. De esas pruebas, salieron 33 casos positivos entre residentes y empleados, lo que representa una positividad de 2.6%.

“Cada semana tratamos de hacer más pruebas y, según reforcemos el equipo y tengamos más recursos humanos, vamos a continuar haciendo más pruebas”, puntualizó.

Explicó que una vez se detecta un caso positivo en uno de estos centros se cataloga como un brote activo y la persona es aislada por un período de 10 días desde que comiencen los síntomas.

“Si la persona no tiene síntomas como fiebre o tos, o si mejoran los síntomas y ya pasaron los 10 días, podemos establecer que la persona ha culminado el proceso infeccioso y puede volver a integrarse a la comunidad”, afirmó. “Estamos haciendo la evaluación de los hogares para asegurarnos que cumplen con los protocolos y con las órdenes del Departamento de la Familia. Estamos haciendo lo más que podemos”, sostuvo Tomassini.

Población en alto riesgo

De las 3,028 personas que han muerto por covid-19 en la Isla, 2,321 eran mayores de 60 años. La población mayor de 60 años representa entonces el 77% de las muertes por coronavirus en el País.

Al explicar por qué no han bajado los contagios entre los adultos mayores, el infectólogo Humberto Guiot manifestó que en estas edades se ha visto una cantidad significativa de casos positivos, aun entre las personas vacunadas.

“Eso es así por lo que hemos visto con la variante delta, que reduce la efectividad de la vacuna. Recordemos que los mayores de 65 años estuvieron en las primeras fases de la vacuna y ya están cumpliendo los seis y ocho meses después de la segunda dosis”, mencionó.

“Por eso se está evaluando a esas personas que llevan más de ocho meses vacunadas para que se les pueda administrar la tercera dosis por la experiencia que tenemos de Israel, donde se ha estado poniendo la tercera dosis a las personas mayores de 50 años que ya tienen muchos meses de haberse puesto la segunda dosis. Están viendo un aumento notable en las defensas en este grupo”, puntualizó Guiot.

Por su parte, la gerontóloga Mildred Rivera Marrero dijo a EL VOCERO que estos contagios también pueden atribuirse a la naturaleza de los adultos mayores, que muchas veces precisan ayuda de sus familias para atender sus necesidades e incluso viven con otros familiares.

“Muchas personas mayores de 60, 70 y 80 años necesitan asistencia. Hay algunos que los familiares les hacen las compras, les cocinan, los cuidan y les visitan. El riesgo es que cuando se dan esas visitas, muchas veces por la vacunación, se han relajado esas reglas y comparten sin mascarillas y hay un riesgo”, recordó.

Rivera Marrero, quien además es decana de Desarrollo Institucional en la Universidad Central del Caribe, expresó que es necesario recordar las medidas que han funcionado durante la pandemia: distanciamiento físico, lavado de manos y uso de mascarilla.

“Hay gente mayor que no se ha vacunado y puede ser por la falta de acceso, por la falta de transportación. Hay personas que no las vacunan por temor, porque entienden que están muy viejitas. Pero hay que hacer un esfuerzo para vacunar estos adultos mayores que están en su casa y no se han vacunado y continuar con esas medidas de seguridad”, sentenció.

Tratamiento monoclonal

Ayer tarde Salud informó que dos empresas contratadas por la agencia acudirán hoy a centros de cuido de adultos mayores ubicados en Vega Baja y San Juan para administrar el tratamiento de anticuerpos monoclonales a 19 residentes contagiados con coronavirus.

Lisdián Acevedo, portavoz de Salud, detalló que han identificado a 11 envejecientes que cualifican para el tratamiento en Vega Baja y ocho en San Juan, pero no descartó que cualifiquen otros residentes.