Isla de Mona

Imagen de archivo de la Isla de Mona. (Suministrada)

Nota del editor: Esta es la cuarta entrega de la serie de reportajes en que fiscalizamos el estatus de los 10 proyectos de reconstrucción de mayor envergadura después del huracán María.

La importancia de los arrecifes de coral como barrera de protección ante marejadas y huracanes es tan vital que el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) está solicitando por primera vez que la Agencia Federal para Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) los considere como parte de las “estructuras” que podrían recibir fondos de reconstrucción.

Damaris Delgado López, secretaria auxiliar de Conservación e Investigación del DRNA, explicó que es una reclamación novel tras años de documentar la importancia de los arrecifes de coral para evitar la erosión de las costas y ayudar contra las fuertes corrientes marinas, entre otros beneficios.

La investigadora explicó que ha sido un trabajo cuesta arriba por tratarse de una reclamación que nunca antes se había dado como parte del proceso para la obligación de fondos de FEMA.

“Esta reclamación que hicimos es novel en todo Estados Unidos. En el pasado, llegué a participar de conferencias con FEMA y desde el punto de vista del DRNA, les planteé acerca del papel de los arrecifes para la protección de las costas, de la vida y propiedad”, declaró la funcionaria en entrevista con EL VOCERO.

“Esto se ha ido documentando lentamente, pero sí sabemos que los arrecifes son una barrera natural además de todas las bondades que tienen a nivel ecológico porque son el equivalente a los bosques tropicales lluviosos en términos de la biodiversidad que albergan y las funciones maravillosas que cumplen”, agregó.

Como parte del proyecto bajo evaluación, se está considerando la intervención en arrecifes desde el área de Isla Verde, en Carolina, hasta el Viejo San Juan.

Cifras de la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3, por sus siglas en inglés) apuntan a que el proyecto podría tener una asignación de $25 millones, que no están obligados.

Delgado López, por su parte, fue cautelosa al hablar de estimados porque hay muchos aspectos que todavía se están evaluando y apuntó a que la pandemia de covid-19 trajo un aumento en el costo de los materiales, que a su vez se traduce en inflación, por lo que están revisando las proyecciones “para que el proyecto sea implantable”.

“Como FEMA no está acostumbrada a trabajar con ecosistemas naturales es realmente retante cumplir con todos los requisitos que tienen para aceptar reclamaciones porque sus parámetros están hechos para estructuras de cemento o que llamamos grises, no para estructuras naturales”, expuso.

Según Delgado López, como parte de la evaluación, la agencia federal pide un análisis de costos en comparación con los beneficios. También han necesitado del apoyo de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), que está colaborando en la producción de datos e información.

Destacó que la recopilación de la data ha sido un trabajo interagencial e intersectorial “de mucha gente en Puerto Rico, campeones y héroes anónimos que nos apoyan en la conservación de los arrecifes y que ha requerido de mucha coordinación”, además de traducir esa labor a dólares y centavos.

“También tenemos que demostrar que es costo beneficioso y que el gobierno ha invertido dinero. Pero además, hay que demostrar que se les puede dar mantenimiento”, agregó.

La científica informó que FEMA les hizo la primera autorización de fondos para hacer una evaluación del impacto de los huracanes Irma y María en los arrecifes y aseguró que es la primera vez que se logra en la historia de la agencia.

Como resultado del estudio, se determinó que en promedio el 11% de los corales de Puerto Rico fueron dañados por los huracanes; algunos experimentaron daños más severos, de hasta el 100%, según las conclusiones.

En total se hicieron censos de 414,354 metros cuadrados de arrecifes de coral en 153 lugares alrededor de Puerto Rico, entre el 25 de febrero y el 7 de mayo de 2018.

Ese trabajo es parte de la zapata para lo que ahora se proponen alcanzar.

Delgado López, quien lleva décadas realizando investigación sobre los arrecifes, indicó que desde 1998, —bajo la administración del presidente estadounidense Bill Clinton— se creó un ‘task force’ de varias agencias para investigación y protección de los corales.

Sostuvo que el trabajo que se ha logrado desde entonces abrió en cierto modo la puerta a que se considere la restauración de estos ecosistemas como parte de las ayudas que se pueden gestionar a través de FEMA, que recientemente se integró a ese 'task force'.

“Ha sido satisfactorio de parte de nosotros, (constatar) cómo ellos (FEMA) se han ido abriendo a estas otras alternativas y formas de atender la situación de Puerto Rico luego de los huracanes. Esperamos ya para finales de enero completar al máximo posible la documentación que están pidiendo y esperamos tener buenas noticias pronto”, enfatizó.

Por su lado FEMA comunicó que en estos momentos no puede comentar sobre la iniciativa debido a que “no ha recibido una propuesta de proyecto para evaluar”.

“Una vez FEMA reciba la documentación de COR3 relacionada con la propuesta, FEMA considerará la elegibilidad y viabilidad del proyecto bajo el programa de Subvención para la Mitigación de Riesgos”, indicó la agencia por medio de declaraciones escritas.

La fecha límite para someter proyectos bajo este programa es el 30 de abril de 2022.

Independientemente de que se asignen las cantidades millonarias que se requieren, Delgado López expuso que la gente se debe involucrar en el manejo y conservación de los arrecifes evitando pararse sobre ellos o lanzarles el ancla de las embarcaciones.

Además, lamentó que hay gente que saca pedazos de los arrecifes de coral para llevarlos a sus casas como adornos, para hacer manualidades o accesorios, por lo que hizo un llamado a detener esa práctica.

También instó a no usar bloqueadores solares que contengan oxibenzona y octinoxato, porque han sido identificados como ingredientes que dañan los corales. 

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.