Subestación de Monacillos

Llegada de bomberos a la subestación de Monacillos. 

El Negociado de Energía aprobó hoy una resolución para dar comienzo a una investigación sobre el apagón de ayer que dejó a 900,000 abonados sin luz. Para ello, solicitó la entrega de toda documentación relacionada a la pesquisa para determinar la causa del incidente incluyendo lo que se conoce como el “root cause report”.

LUMA Energy tiene hasta el lunes 14 de junio para entregar la información solicitada al Negociado. Esta mañana, desde la empresa dijeron que desconocen qué fue lo que causó el apagón. 

“El Negociado de Energía fue creado para asegurar que la política energética que establezca el pueblo de Puerto Rico por medio de sus representantes electos sea efectivamente implantada,  con transparencia, y siempre velando por el interés público", dijo el Negociado en un comunicado.

Entre las funciones del Negociado de Energía, tiene que fiscalizar los servicios de energía eléctrica y a sus proveedores.

A la luz de los hechos ocurridos ayer por la explosion de un transformador en la subestación de Monacillos en Rio Piedras, el Negociado "entiende prudente, razonable y en beneficio del interés público, iniciar una investigación sobre las causas del incidente de ayer y las acciones investigativas o correctivas tomadas por LUMA con relación al mismo". Así lo indicó el Presidente de la entidad Edison Avilés Deliz.

El Negociado aseguró que hará pública toda aquella información que no sea parte de una investigación confidencial de las autoridades intervinientes.

El incidente en Monacillos está siendo investigado por varias Fuerzas del Orden como Bomberos, la Policía de Puerto Rico y el FBI que ya ha asignado recursos al incidente. Las autoridades no descartan ninguna opción y han dicho que la pesquisa también incluye la posibilidad de que haya sido un sabotaje. Ayer, antes del incendio en la subestación, LUMA había informado que fue víctima de un ciberataque.  

Por su parte, el gobernador Pedro Pierluisi dijo que quien sea responsable tendrá que responder al pueblo de Puerto Rico. 

De los 900,000 clientes que se quedaron sin luz ayer por la tarde, aún quedan 19,000 que siguen sin servicio. LUMA Energy espera poder restablecerles el servicio hacia la noche.