coronavirus estudiantes
Los estudiantes no podrán regresar a clases hasta mostrar una prueba negativa a covid-19. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

Al menos 90 estudiantes de tres escuelas de Comerío tendrán que realizarse la prueba del covid-19 antes de regresar a los planteles luego de que se informara que un chofer escolar resultó positivo al virus.

Carol Rivera Ruiz, superintendente regional de Caguas, informó que un chofer del servicio privado contratado para el transporte de estudiantes dio positivo a covid-19.

Según afirmó, se alertó a las familias de los estudiantes que usaron el servicio para que se realicen la prueba el miércoles antes de regresar a los planteles este próximo viernes.

“En el fin de semana nos informaron que el transportista salió positivo. Al salir positivo, activamos el protocolo con la epidemióloga y ella dio las recomendaciones y se activó el protocolo de las escuelas”, indicó.

Explicó que el transportista movilizó estudiantes de las escuelas Juana Colón, Ramón Alejandro Ayala y de la Escuela Vocacional Antonín Santos Negrón.

Según sostuvo, los estudiantes de la Antolín Santos y la Juana Colón son estudiantes de escuela superior que se supone estén vacunados contra el virus.

La escuela se comunicó con la mayoría de los estudiantes en el fin de semana para que no se presentarán al plantel. Los que llegaron a la escuela fueron devueltos a su casa con instrucciones de realizarse la prueba.

“En la mañana estuvimos con la enfermera y se les indicó a los padres que regresaran con estos estudiantes o que los vinieran a buscar. Se supone que se hagan pruebas el miércoles”, abundó la funcionaria a EL VOCERO, y señaló que se trata de al menos 30 menores en cada una de las escuelas.

En el caso de la escuela Ramón Alejandro Ayala, agregó que los grupos de cuarto, quinto y sexto grado fueron enviados a las casas porque son estudiantes menores de 12 años, quienes todavía no están vacunados.

“Ninguna escuela está cerrada. En la Ramón Alejandro Ayala es de kínder a octavo y se enviaron a la casa grupos de cuarto, quinto y sexto, pero la escuela está abierta”, enfatizó.

El informe publicado por el Departamento de Salud el pasado viernes sobre el contagio en las escuelas, daba cuenta de cuatro brotes entre el 28 de agosto y el 7 de septiembre.

En total, el Sistema de Vigilancia de Covid-19 en Instituciones Educativas encontró 488 casos entre estudiantes, maestros y personal escolar, incluyendo a los contratistas.

“De un total de 1,298 escuelas de kínder a 12 públicas y privadas, 228 tenían un caso activo entre los miembros de la escuela; 66 tenían dos casos activos entre los miembros de la escuela y 31 tenían tres o más casos activos entre los miembros de la escuela”, indica el informe.

“Al 7 de septiembre, se habían identificado cuatro brotes asociados a escuelas. Dos de los brotes se habían cerrado (ya no estaban activos) y dos continuaban abiertos y bajo investigación”.