Comunidades aisladas tras el paso de Fiona (Maunabo)

Ante el hecho de que la declaración de desastre mayor -emitida ayer por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden- para Puerto Rico por el huracán Fiona excluyó a los municipios del oeste y al pueblo de Loíza, el gobierno local defendió hoy, jueves, la petición que hicieron al gobierno federal y esperan que la misma pueda ser enmendada para incluir a los ayuntamientos que se quedaron fuera.

De esta forma, en una conferencia de prensa, se trató de apasiguar la lluvia de críticas que han lanzado alcaldes, legisladores, organizaciones y hasta ciudadanos en redes sociales por dejar fuera de la declaración a los municipios más afectados, lo que tiene un efecto directo en las ayudas que pueden recibir los residentes de estos ayuntamientos por los daños ocasionados por el ciclón. 

“La determinación es del presidente, según se le solicitó por el gobierno de Puerto Rico. Se solicitó para los 78 municipios, todos los programas. Ellos determinaron que esto es lo que procede en este momento y también aclararon que no es final”, dijo el secretario de Estado, Omar Marrero. 

“Ha ocurrido en otros desastres donde una declaración inicial es enmendada, incluso, ocurrió en el huracán María. Así que, esperamos que también se enmiende (esta declaración) para incluir a los municipios que están fuera”, aseveró el también director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf).  

Aseguró que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) -así como el gobierno local- estará en las comunidades haciendo las distintas evaluaciones de los daños preliminares causados por el huracán Fiona el pasado 18 de septiembre para levantar dichos datos y que se pueda enmendar la declaración de desastre mayor para incluir los 23 municipios restantes.

A preguntas de la prensa, Marrero añadió que la información se comenzará a levantar en los municipios que fueron excluidos en la declaración de desastre mayor para "poder provarle -a través de daños preliminares- a la agencia federal que esa determinación se tiene que enmendar para incluir esos municipios que incorrectamente -esa es nuestra percepción- fueron excluidos".  

“Lo importante es que la determinación no es final. Sí, se hizo la declaración de desastre mayor por parte del presidente, se hizo de manera expedita, pero eso no significa que sea final y eso quiero recalcarlo. Y, también quiero recalcar que, todos los municipios, según fueron solicitados, fueron incluidos en la parte de Asistencia Pública”, agregó Marrero a preguntas de EL VOCERO

“Todavía estamos en la parte de emergencia. Así que las dos categorías de emergencia que son aplicables a esta fase del desastre, es la categoría A, que es la remoción de escombros y la categoría B, de medidas de emergencia, que incluyen desde proveer provisiones, comida a la gente que lo necesite, agua a las comunidades, establecer a los generadores y medidas preventivas para salvar vidas y proteger propiedades”, abundó.

Por su parte, Orlando Oliveras, coordinador de FEMA, también se expresó al respecto. “El pueblo de Puerto Rico fue declarado, los 78 municipios, para trabajos de emergencia. Los trabajos que caen bajo la declaración presidencial caen en trabajos permanentes y a pesar de que únicamente entraron 55 municipios y, entendemos la molestía de nuestros alcaldes y alcaldesas, eso no significa que esa declaración sea final”, comentó Oliveras. 

El funcionario mencionó que FEMA está trabajando “arduamente” con el gobierno local para poder continuar con los análisis de daños y poder añadir más municipios a la declaración de desastre mayor. “Quiero dejar claro que los 78 municipios fueron declarados para la categoría de emergencia que todavía debe ser la prioridad. Todos los trabajos de categoría permanente, en su debido momento estaremos trabajando”, puntualizó Oliveras. 

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.