Enfermero

La dosis de refuerzo comenzó a administrarse en la Isla luego del 15 de agosto. >Nahira Montcourt / EL VOCERO

La principal oficial médico del Departamento de Salud, Iris Cardona, afirmó que existe un alto interés en la tercera vacuna contra el covid-19, particularmente entre las personas que trabajan en el sector de la salud.

“En el sector de la salud, sí. Por ejemplo, la mayoría de mis colegas se han vacunado. Los trabajadores de hospital se están vacunando. No es el mismo ritmo que tuvimos en enero y febrero, porque al momento esto solo aplica a la mitad que se vacunó con Pfizer. Pero tengo muchos colegas que me dicen que están deseosos de que les toque, pero que recibieron la vacuna de Moderna y para eso tenemos que esperar las recomendaciones”, indicó.

Se espera que hoy se reúna la Administración Alimentos y Medicamentos federal (FDA) para discutir la necesidad de una tercera dosis para personas que fueron vacunadas con el fármaco de Moderna.

Cardona recordó que la dosis de refuerzo comenzó a administrarse luego del 15 de agosto, cuando se recibió la recomendación para la dosis extra a pacientes inmunocomprometidos. Desde entonces hasta la semana pasada han administrado 59,271 de estas dosis.

Resaltó que en la última semana de septiembre llegaron a administrar 4,000 dosis diarias de la tercera dosis de Pfizer.

“Del 14 al 15 de agosto fue la autorización de una dosis extra a personas inmunocomprometidas. A finales de septiembre se autorizó el ‘booster’ para los que tienen enfermedades crónicas, los mayores de 65 años y los mayores de 18 años con cualquier enfermedad crónica y los que tienen riesgo de enfermedad severa, sea por el lugar donde trabajan o donde viven”, indicó la pediatra experta en vacunación. “Los menores de 18 años no tienen que recibir una tercera dosis, a menos que sean pacientes inmunocomprometidos”.

Detalló que el grupo que más se ha administrado la tercera dosis es entre las personas de 60 a 80 años.

Sobre la cantidad de personas que podrían recibir esta tercera dosis, dijo que lo que hay son estimados basados en los números de Estados Unidos, que apuntan a que un 2.7% de la población tiene alguna condición del sistema inmunológico para la cual se recomienda el refuerzo de la vacuna contra el covid-19.

“Lo que se estimó fue que aplicaría a entre 60,000 y 70,000 posibles candidatos aquí. Esos son estimados. No es que tengo que salir a buscar 70,000 personas”, expresó la funcionaria.

Proceso tardaría un año

Cardona recordó que el momento de administrar la tercera dosis depende de la fecha en que la persona recibió su segunda dosis. Así las cosas, no se puede precisar para cuándo terminarán de vacunar a toda la población que requiere esta vacuna.

“Posiblemente estemos un año o más de un año. Llevamos un año vacunando y el tiempo de esta dosis se va a determinar por cuándo fue que la persona recibió su segunda dosis”, sentenció Cardona.

“Sí hay un sentido de urgencia en los mayores de edad porque sabemos que la efectividad de la vacuna a nivel poblacional se ha visto que baja un poco y que este bajón es mayor mientras más edad tienes o si tienes condiciones crónicas. En esos casos sí hay una urgencia y ese es el mensaje que llevamos todos los días”, puntualizó.