Estudiantes

Según la proyección del Departamento de Educación para el próximo año escolar que inicia en agosto, la matrícula será de 232,000 estudiantes en las escuelas públicas. >Archivo / EL VOCERO

En años recientes la Isla ha enfrentado huracanes, terremotos y una pandemia, y estas circunstancias abonaron a que se redujera la población —debido a la migración de personas—, lo que se hace más evidente en las escuelas públicas y privadas porque han registrado una baja constante en la matrícula por la pasada década.

Además, la reducción en la tasa de natalidad de las últimas décadas contribuye a la disminución de la población menor de 18 años, según quedó demostrado en los datos recientes del Censo federal. De acuerdo con la información, la población menor de 18 años —que constituye el 17% de los residentes en la Isla— se redujo en 3.4% entre los años 2020 y 2021.

Según se informó, en la pasada década han cerrado 127 colegios privados en Puerto Rico, mientras que en las escuelas públicas la merma de estudiantes supera el 40%.

Estrella Baerga Santini, presidenta de la Asociación de Educación Privada, relató que el problema es tal que en una asamblea de la entidad recibieron a un experto que les ofreció información sobre la baja poblacional y las expectativas para los años futuros.

¿Consideras que ante la reducción en matrícula el Departamento de Educación debe realizar mayores ajustes en la cantidad de escuelas?

You voted:

“Fue alarmante lo que vimos porque las escuelas públicas tuvieron una disminución de 44% y en las escuelas privadas, en diez años, la disminución ha sido de 33%, que no está lejos de esas cifras”, expresó.

“La disminución más grande es en esa población de 5 a 17 años, lo que levanta preocupación en todas las instituciones públicas y privadas, pero particularmente las nuestras”, añadió.

Según Baerga Santini, debido a la situación “estamos trabajando planes estratégicos para ver cómo vamos a enfrentar este reto abrumador porque tenemos un problema demográfico: nacen menos niños. Tenemos que planificar y hacer frente a esos retos”.

Indicó que las instituciones educativas privadas deben analizar dónde están ubicadas y cuáles son las necesidades que podrían atender para mantenerse operando.

“Una de las recomendaciones es que las escuelas se tienen que preparar para este impacto, que lo estamos sintiendo. Se han cerrado 127 escuelas en estos pasados diez años”, señaló. “Nos quedan asociadas más de 400 y en el espectro general de la educación privada, desde centros de cuido hasta las instituciones universitarias, son como 700 instituciones. Estamos viendo un panorama que nos preocupa”, abundó.

Puntualizó que las áreas sur y suroeste están más afectadas que el resto de la Isla debido al impacto que significaron los terremotos de 2020, que causaron la movilidad de los residentes.

Según datos del Censo publicados por el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico, en la zona suroeste —desde Lajas hasta Aguada— hay municipios que solo tienen entre 14% a 16% de población menor a los 18 años.

“Como asociación estamos trabajando un plan estratégico para poder ayudar y dar servicio a las instituciones asociadas. Es un panorama complicado”, sostuvo Baerga Santini.

Evidente la reducción

El secretario de Educación, Eliezer Ramos Parés, volvió a consignar que el sistema educativo de la Isla ha perdido el 44% de la matrícula en años recientes.

Para 2011-2012 teníamos 452,000 estudiantes y para este año iniciamos con 259,000 estudiantes. Esto ha ido bajando y lo que se espera para este año son 232,000 estudiantes. Esa es nuestra proyección. Lo último que recuerdo es que hay una diferencia de 11,000 estudiantes entre los que se gradúan y los que llegan”, informó el titular de Educación.

También entiende que luego de los terremotos la zona suroeste es la más afectada, porque se cerraron escuelas que no han reabierto y otras tantas que abrieron en vagones o con horario hasta mediodía.

“En la zona sur, después de los terremotos, vimos mucho movimiento de familias en los municipios más afectados”, dijo Ramos Parés.

No obstante, aun con la significativa baja en matrícula, el funcionario reiteró que no hay planes de cerrar escuelas. “El objetivo es lograr una reducción de estudiantes por salón. Las iniciativas de capturar maestros y llevarlos a tener su certificación y su permanencia nos va a permitir tener los recursos para que esa gestión se pueda ir dando”, aseveró.

Analizan las estadísticas

Alberto L. Velázquez Estrada, gerente senior de proyectos estadísticos del Instituto de Estadísticas, explicó que entre las razones por las cuales se manifiesta una merma en la población la más evidente es la baja en natalidad.

“Para 2000 ocurrieron cerca de 60,000 nacimientos al año. Hoy día los nacimientos andan por entre 19,000 a 20,000”, detalló. “Es más de un 50% de reducción en nacimientos anuales y eso afecta esa inyección que son los que entran a la población inicialmente. En 2010 se veía esa merma, pero en las pasadas dos décadas se ve más el efecto”, puntualizó.

El demógrafo considera que la emigración es otra de las razones para la baja poblacional.

“A nivel global hay otros países donde se ve esta reducción de nacimientos. No obstante, en Puerto Rico ocurre con mayor rapidez porque se combina la emigración con la inestabilidad económica. Puerto Rico lleva una década con la reducción económica extendida y una gran porción de la población se va a Estados Unidos y logran establecerse”, señaló Velázquez Estrada.

“No todas las jurisdicciones tienen esa flexibilidad de irse a otra jurisdicción y eso es parte de la razón para que reduzca la natalidad”, puntualizó el funcionario.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.