1301570878

El presidente de Farmacias Aliadas, Carlos Torrado, advirtió que una de cada cinco farmacias de la comunidad podría cerrar si el gobierno de Puerto Rico permite que las grandes cadenas de servicios farmacéuticos tengan acceso a la red de proveedores del Plan Vital.

Este riesgo fue identificado en un estudio encomendado por la Asociación de Farmacias de la Comunidad, que ayer denunció junto a representantes del Centro Unido de Detallistas (CUD) y la Cámara de Comercio de Puerto Rico, que las cadenas de farmacias extranjeras están ejerciendo presión sobre funcionarios de gobierno.

Según informaron, las cadenas de farmacias interesan tener acceso a los cerca de 1.3 millones de pacientes bajo la cubierta médica del plan de salud del gobierno.

“En algunos casos, los pacientes del Plan Vital representan hasta el 60% del ingreso de algunas farmacias, por lo que pienso que el estimado ofrecido por el estudio es conservador y que la entrada de las grandes cadenas a este tipo de servicio podría representar el fin de muchos”, advirtió Ivis González, presidenta de la Junta de Directores de la Asociación de Farmacias de Comunidad.

Agregó que el cierre de farmacias pondría en peligro los 14,000 empleos directos y 4,000 indirectos que generan estas pequeñas y medianas empresas (PyMEs).

Por su parte, la directora ejecutiva de las asociación, Linda Ayala, expuso que el área “fuerte” de las farmacias de la comunidad es el recetario, a diferencia de las grandes cadenas, que considera son como “tiendas por departamento”.

“Una farmacia no es otra cosa que una instalación de salud donde se brinda el servicio de salud para que el paciente no se descompense. En el caso de las farmacias de la comunidad, nosotros brindamos servicio personalizado, se orienta a las personas y se les busca alternativas”, abundó Ayala. “Nosotros vamos a dar la batalla hasta el último día y en el foro que sea”, sostuvo.

Adelantó que los integrantes de la Asociación de Farmacias de Comunidad y otras entidades, visitarán esta semana El Capitolio para cabildear a favor de la aprobación en el Senado de la Resolución 410 de la Cámara.

De convertirse en ley, la medida ordenaría que la Administración de Seguros de Salud de Puerto Rico (ASES) paralice todo trámite o consideración sobre la apertura, modificación o conversión de la Red de Farmacia actual dentro del Plan Vital, y así se mantendría inalterada la red de proveedores existentes.

Ayala afirmó que el presidente del Senado, José Luis Dalmau, se comprometió con que este cuerpo legislativo verá la medida antes de que concluya la actual sesión legislativa.

Ante este escenario, el presidente de Farmacias Aliadas hizo un “llamado urgente al gobernador, a los secretarios de Salud y Desarrollo Económico, y a la directora de ASES, a que no den marcha atrás a la política pública que se ha mantenido por 20 años y que no trastoquen el acceso del paciente que tan bien ha funcionado y es la razón de ser del sistema”.

Ayala dijo que representantes de la cadena CVS se han reunido con el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Cidre, y otros funcionarios, y que solicitan que se les incluya dentro del Plan Vital.

Cidre indicó que “en el DDEC nos hemos reunido en dos ocasiones con el asesor legal de CVS, personal gerencial de la cadena, el Secretario del Departamento de Salud y este servidor para escuchar sus planteamientos sobre varios asuntos relacionados a su operación en la Isla”. Señaló que “cualquier negocio local tiene las puertas abiertas en el DDEC donde escucharemos y asistiremos a todos los sectores productivos de Puerto Rico”.

Al cierre de edición no fue posible obtener una reacción de la cadena CVS.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.