Juan Maldonado

Juan Maldonado testificó hace varias semanas ante la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes.

Los reveladores mensajes entre el dueño de Apex General Contractors, Robert Rodríguez y su supuesto abogado, Juan Maldonado, dejaron al descubierto algunas interioridades de la millonaria transacción entre el Departamento de Salud y esa empresa para la adquisición de un millón de pruebas de coronavirus (Covid-19), que no eran avaladas por la Administración federal de Drogas y Alimentos (FDA, en inglés).

Las 72 páginas de mensajes de textos y correos electrónicos están en poder de la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes, que investiga esa y otras compras en medio de la emergencia. EL VOCERO tuvo acceso a la totalidad de los documentos.

Las conversaciones ubican a Maldonado como la persona que impulsó la compra en beneficio de la empresa de Rodríguez por una suma de $38 millones y para la cual se requirió un adelanto de $19 millones.

De hecho, Maldonado —exdirector de la Autoridad de Transporte Marítimo (ATM)— se acogió a la quinta enmienda y al derecho a no autoincriminarse cuando acudió a las vistas públicas de la Cámara. Actualmente, es el foco de dos investigaciones en la Oficina de Ética Gubernamental (OEG) relacionadas a quién era su pareja mientras era asesor legal del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) y otra sobre su participación en el uso de una lancha de la ATM para una boda privada en Vieques.

La discusión entre Rodríguez y Maldonado —sobre el millón de pruebas— comenzó el 26 de marzo a las 11:38 de la mañana. En ese momento, Maldonado le pedía al dueño de Apex que lo llamara "rush". Luego de la conversación, el abogado le pidió a Rodríguez que le enviara una foto de su firma y un cheque "void" de la cuenta de Apex.

"Sorry por jo*** pero vale la pena", le comentó Maldonado a Rodríguez, cuya empresa según los mensajes estaba en los registros de Salud, y el Negociado de Emergencias y Administración de Desastres (Nmead), pero no así con el Departamento de Hacienda.

Ya a las 7:09 de la noche del 26 de marzo, Maldonado había compartido la orden de compra del millón de pruebas con Rodríguez.

"Para que tú y Evelyn celebren con nosotros. El virus fue productivo", escribió Maldonado junto a una foto de la orden de compra. Acto seguido, el presidente de Apex le respondió "demasiados millones para un solo puertorriqueño".

Posteriormente, ambos se felicitaron mutuamente y utilizaron en los mensajes algunos emojis de risas y dinero.

"Estoy seguro que nadie nunca te había pedido la firma para darte $", dijo Maldonado.

"Y estoy seguro también que nadie te había dado la firma para preguntar para qué era", añadió Rodríguez.

"Eso, eso, eso", respondió Maldonado.

Falso anuncio de Salud

Al otro día, la conversación transcurrió con el intercambio de fotos relacionadas a otras ventas que ambos orquestaron.

Incluso, comentaron sobre cómo el gobierno anunció a periodistas sobre la compra de 3 millones de pruebas el 25 de marzo en una reunión entre alcaldes y los miembros del 'task force' médico.

"Nene no han comprado nada. Bueno sí el primer millón", comentó Maldonado, luego de que el dueño de Apex le preguntara si este le había ofrecido al gobierno 2 millones de pruebas adicionales. 

En los días siguientes, Rodríguez y Maldonado hablaban sobre la gestión de cobro al gobierno por el millón de pruebas y la transacción en el Oriental Bank.

También bromearon sobre el próximo cumpleaños de Rodríguez y que su bizcocho sería "en la forma de la caja del kit (de pruebas) y un ventilador".

"Lo quiero Siiiiiii", respondió Rodríguez.

Defendían las pruebas

En otros mensajes con fecha del 5 de abril ambos discutían noticias sobre el aval de la FDA a las pruebas que le venderían al gobierno y el vínculo con el Partido Nuevo Progresista (PNP).

“Otra cosa que están diciendo (en la prensa) que a la fecha de la compra la FDA no había publicado, tampoco es cierto. Desde el 16 de marzo la empresa manufacturera cumplió con los requisitos de reglamentación de emergencia de la FDA”, señaló Maldonado.

También se compartieron el comunicado de prensa que enviaría Apex a los medios para indicar que el millón de pruebas no tenía el aval de la FDA, según había confirmado el propio secretario de Salud, Lorenzo González.

Incluso, sugieren la intervención en medios de comunicación cuando el 5 de abril trascendió la noticia de que el gobierno intentó comprar pruebas de Covid-19 por $40 millones a Apex, y se destacó que no contaban con la experiencia en venta de productos médicos y eran allegados al partido de gobierno.

Asimismo, aparecen mensajes con palabras soeces tras un tuit que publicó una página falsa de Twitter en la que una persona se hace pasar por el exjefe de gabinete bajo la administración de Ricardo Rosselló, Ricardo Llerandi.

"Solo espero que Juan Maldonado pidiera la debida dispensa a Ética Gubernamental, dado que la empresa para la que hoy trabaja tenía contrato con la agencia para la cual él trabaja", lee el tuit de una persona que se hace llamar "Ricardo Llorandi". 

"Tranquilo, eso es un hijo de ... Me tratarán de joder pero yo no era el titular", comentó Maldonado sobre el mensaje de "Llorandi". Este se refirió a una publicación periodística del 5 de abril.

Alta tensión de Rodríguez

Luego también compartieron otra noticia en la que aparece la Junta Federal de Control Fiscal solicitando al gobierno que cancelaran el contrato con Apex y 313 LLC. "Nos miran aún más", expresa Maldonado.

"Todo esto me va a causar un ataque cardiaco!", respondió Rodríguez.

"Que cada ves más estoy en vista de mas. Yo estoy super mal", ripostó Maldonado.

"Lo sé. Esperemos que mañana podamos comenzar a cambiar el giro de la discusión. La verdad es que jamás pensé que todo esto podría pasar. Pero ni en un millón de años", añadió Rodríguez.

Ya para el 7 de abril ambos compartían sus preocupaciones con respecto a la transacción y la información pública que había trascendido.

“Saludos, Juan. Esto continúa y es muy fuerte para mí. Buscaré quien me brinde representación legal y me ayude con esto. Espero en Dios que todo resulte bien. Te llamo luego”, expresó Rodríguez.

“Te entiendo. Lo que necesites sabes que estoy aquí. Igualmente, lo que necesite tu representación legal. Debo entender que le debo informar a la licenciada López Mulero que no te represente”, respondió Maldonado.

Para el 8 de abril continuaron hablando sobre las noticias y sobre la decisión del Departamento de Justicia de iniciar una investigación sobre la compra a Apex.

Maldonado indicó que dormía poco y tenía la presión alta, mientras que Rodríguez se sinceró y admitió que se sentía “super ansioso. Los medicamentos parecen no trabajar”.

Trascendió también la conferencia de prensa de la gobernadora Wanda Vázquez en la que esta defendió la transacción millonaria.

La conferencia de Vázquez se produjo después de que la exsecretaria interina de Salud, Concepción Quiñones de Longo, compareciera ante la Comisión cameral de Salud y señalara que desde La Fortaleza intervenían con los procesos de compras en Salud.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.