LUMA

LUMA Energy asumió el control del sistema de transmisión y distribución de la AEE el 1 de junio. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

El alcalde de Trujillo Alto, José Luis Cruz, alertó que podría declarar un estado de emergencia en su municipio ante los problemas diarios que sufre el sistema de energía eléctrica y la falta de respuesta de LUMA Energy.

“Nuestro pueblo nuevamente amanece sin el servicio de energía eléctrica. Diariamente hemos estado en constante comunicación con personal de LUMA y le dimos el espacio necesario en su transición, pero esta situación ya es insostenible”, sostuvo el alcalde.

“Estamos solicitando una reunión urgente con LUMA y nuevamente poner nuestro municipio a su disposición para restablecer la luz y hacer un sistema eléctrico sostenible. De lo contrario tendremos que declarar un estado de emergencia”, señaló.

Cruz no es el único alcalde que ha pedido acción de LUMA Energy públicamente.

El alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera Cruz, ha publicado en sus redes en los pasados días actualizaciones sobre los sectores de su municipio sin luz. Ayer publicó: “esperando las brigadas que prometió LUMA”, con un listado de áreas sin servicio.

Asimismo, el alcalde de Aguada, Christian E. Cortés Feliciano, reclamó a la gerencia de LUMA por brigadas adicionales.

“Llevo varios días en comunicación constante con ellos y en la mañana de hoy, me indican que enviarán una brigada, pero que no hay personal adicional para los demás casos que se están reportando”, aseguró el ejecutivo municipal en un parte de prensa.

Mientras, pidió a “LUMA que se nos asignen más recursos para atender las averías en nuestro pueblo, son cientos de familias que carecen del servicio básico de energía eléctrica y por ende, en algunas comunidades se afecta el servicio de agua potable. Es inhumano que pacientes encamados, envejecientes y familias con niños estén careciendo de un servicio tan esencial como este. Exigimos acción inmediata”.

En Humacao, su alcalde Reinaldo Vargas se vio forzado a utilizar su propio equipo de celador —profesión que ejerció por sobre 20 años— para restaurar el servicio a una comunidad de adultos mayores con problemas en el servicio por varias semanas.

Esto llevó a LUMA a lanzar una advertencia para que alcaldes y contratistas se abstengan de intentar operar el sistema de transmisión y distribución de energía eléctrica, al señalar que “intentar hacerlo no solo es ilegal, sino también peligroso y podría exponer al personal no autorizado a entrar en contacto con líneas eléctricas energizadas, lo que podría poner en riesgo vidas”.

LUMA Energy asumió el control del sistema de transmisión y distribución de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) el 1 de junio.