Jenniffer Gonzalez

Distintos alcaldes respaldaron la solicitud que hiciera la comisionada residente, Jenniffer González, a la gobernadora para que abra los comedores escolares.

Uno de los ejecutivos municipales que apoyó las expresiones de González Colón fue el alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera. “La petición de la comisionada de abrir los comedores escolares es correcta. Siguiendo los protocolos de seguridad no debe haber problemas, máxime cuando el recogido de alimentos puede ser por serví carro”, escribió el alcalde.

Mientras, que el alcalde de Cataño, Félix Delgado, indicó que “la solicitud de la comisionada @Jenniffer2012 es la dirección correcta. Aunque el lunes el municipio comienza a ofrecer alimentos junto al Departamento de la Defensa, abrir los comedores escolares sería un acto de justicia social para la niñez de escasos recursos en PR (sic)”. Cataño comenzará este lunes a distribuir desayuno y almuerzo a menores de 18 años de distintos sectores del municipio.

Asimismo, la alcaldesa de Gurabo, Rosachely Rivera, dijo que estaba de acuerdo con el reclamo de la comisionada. Gurabo también ofrecerá alimentos a los menores de edad con la ayuda de las Iglesias del municipio.

Otro ejecutivo que coincidió con la solicitud de González Colón fue el alcalde de Guayanilla, Nelson Torres Yordán. “Estoy totalmente de acuerdo con que los comedores abran YA.

@eduardobhatia y @Jenniffer2012coinciden en un señalamiento muy importante para el país. Nuestros niños merecen tener un lugar para comer Seguro (sic.)”, escribió.

González Colón le solicitó a la gobernadora y al secretario de Educación que se abran de inmediato los comedores escolares.

“No hay razón para que el gobierno de Puerto Rico no abra los comedores escolares”, insistió González.

Por su parte, la gobernadora insistió que las empleadas de comedores escolares han levantado una preocupación ya que el 64% de ellas pertenece al grupo vulnerable de ser afectados por el virus. Asimismo, la mandataria dijo que el Departamento de Educación repartió más de 350 mil libras a diferentes organizaciones sin fines de lucro para que repartan alimentos a los sectores con más necesidad al rededor de la Isla.