Agua

Denuncian la presunta compra a sobreprecio de agua embotellada para las escuelas públicas de la Isla. >Suministrada

El excandidato independiente a la gobernación, Eliezer Molina, denunció la presunta compra a sobreprecio de agua embotellada para las escuelas públicas de la Isla, en una transacción ascendente a $1,136,000.

Molina publicó a través de sus redes sociales documentos sobre la adquisición de botellas de agua de 16.9 onzas a $6.45 por caja, a pesar de que en otros establecimientos el mismo producto se consigue a $2.99.

“Tiene que haber consecuencias. El Departamento de Educación siempre se ha robado el dinero y tiene un presupuesto millonario. ¿Quién se va a tomar esa agua? Esa agua fue comprada como material de oficina. Esas botellas se compraron cuando las escuelas están cerradas (por la crisis del covid-19)”, expresó Molina a EL VOCERO.

Instó al Departamento de Justicia y al Negociado Federal de Investigaciones (FBI) a investigar la situación.

“Yo cumplo con publicar la evidencia, de ahí no puedo pasar”, respondió Molina sobre si había acudido al FBI y a Justicia o si fue contactado por estas agencias.

Explican el proceso

Educación señaló en declaraciones escritas que se identificó la necesidad de adquirir agua embotellada para los maestros y estudiantes de las escuelas que serían abiertas como parte de la reapertura gradual de planteles en marzo pasado.

Se indicó que para la compra, se utilizó una subasta vigente de la Administración de Servicios Generales (ASG) en cumplimiento con la Ley 73 de 2019. No se ofrecieron detalles de esa subasta.

“La necesidad de la compra de botellas de agua surge debido a que se clausuraron todas las fuentes en los planteles escolares como parte del protocolo contra el covid-19. El servicio incluye la distribución de la mercancía en cada una de las escuelas y el despacho de botellas adicionales según se agotara el inventario por consumo. El pago se efectúa una vez se despachan las botellas de agua y personal designado de cada escuela las recibe y las certifica”, reza el escrito.

El precio más económico

El subadministrador de la ASG, Joel Fontánez González, señaló en declaraciones escritas que se “seleccionó el precio más económico disponible, equivalente a $5.92 por caja, que incluye la distribución y entrega. El precio provisto por el otro licitador era $7.50, considerablemente mayor dentro de la partida seleccionada”.

“La compra de botellas de agua que realizó el Departamento de Educación se realizó conforme a los procesos establecidos mediante lo que conoce como una Subasta de Selección múltiple, efectuada con anterioridad a la aprobación de la Ley 73. En este tipo de subasta se seleccionan múltiples suplidores y se crea un catálogo de productos y servicios con sus precios”, expresó el funcionario.

Destacó que el catálogo se pone a disposición de las agencias para que cuando estas requieran de un producto o servicio, puedan comprarlo a través de los suplidores que previamente cumplieron con el proceso de subasta.

“Los precios de los licitadores históricamente han sido más altos como consecuencia del proceso burocrático y tardío del gobierno en los pagos a licitadores y la descentralización de las compras, un patrón que se ha mantenido por décadas”, puntualizó el funcionario.

Fontánez señaló que se desprende del expediente del proceso de subasta que al momento de realizarse la licitación La Casa del Camionero cumplía con los requerimientos y la capacidad de suplir las cantidades y categorías establecidas.

La portavoz de prensa del FBI en la Isla, Limary Cruz Rubio, indicó por escrito que ni confirman ni niegan la existencia de investigación.

“No obstante, es importante recordar a la ciudadanía que la forma correcta de presentar una denuncia ante el FBI es a través del 787-987-6500 o en línea a través de tips.fbi.gov”, expresó.

Este diario intentó comunicarse con La Casa del Camionero y al cierre de esta edición las gestiones resultaron infructuosas.