Lorenzo González

El secretario de Salud, Lorenzo González Feliciano. >Archivo/EL VOCERO

part 3

Puerto Rico se convirtió en el primer territorio de Estados Unidos en contar con una Comisión de Evaluación de Pruebas Diagnósticas (PRoDTEC, por sus siglas en inglés), que le da la capacidad a la isla de agilizar la revisión y aprobación del uso de pruebas de diagnóstico in vitro para detectar el virus SARS-CoV-2, responsable de la enfermedad Covid-19.

Esto en colaboración con la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en ingles), anunciaron hoy el doctor José Rodríguez Orengo, director ejecutivo del Puerto Rico Public Health Trust (PRPHT), un programa del Fideicomiso de Ciencia, Tecnología e Investigación de Puerto Rico (FCTIPR); así como el secretario del Departamento de Salud (DS), Lorenzo González Feliciano; y el catedrático de la Universidad de Yale y sindico del FCTIPR, Daniel Colón Ramos, en una conferencia de prensa.

El PRoDTEC está compuesto por un total de ocho miembros, incluyendo al doctor, Marcos López Casillas, gerente de investigación en el FCTIPR dentro del programa del Instituto de Salud; la licenciada, Agnes A. Rodríguez Soto, consultora seniors de Sistemas de Calidad en Business Excellence Consulting; y al doctor Federico Goodsaid Sanjurjo, CEO de la compañía MBQ Pharma.

Estos tres científicos fueron escogidos por unanimidad, tendrán la potestad de votar para la toma de decisiones y van a tener términos de tres años. Mientras que, los otros cinco miembros -que serán consultores no votantes- son: un representante de la Secretaria Auxiliar para Reglamentación y Acreditación de Facilidades de Salud (SARAFS) y cuatro representantes de las cuatro escuelas de medicina de Puerto Rico.

“En términos de lo que estamos haciendo con el DS fue principalmente colaborar para crear una comisión para obtener de la FDA el consentimiento para otorgar autorizaciones de los usos de emergencias para pruebas que detectan el virus en particular, el ARN, el SARS-CoV-2, pero también vamos a estar trabajando con diferentes laboratorios y compañías que tengan que hacer los antígenos para este virus o los anticuerpos que se generan en las personas que están infectadas con el virus para poder ver si hay este tipo de respuesta”, explicó Rodríguez Orengo.

Esto será junto a los diferentes laboratorios de Puerto Rico y las compañías, lo cual ofrece una autonomía científica que al momento no la teníamos, ya que en varias ocasiones se han sometido algunos protocolos a la FDA y se están tardando “bastante tiempo”, por lo que se busca acelerar ese proceso, añadió Rodríguez Orengo.

“Además de eso, lo que hemos visto es que para el mes de julio fue nuestro pico en relación con las pruebas moleculares cuando pudimos tener cerca de 8,000 pruebas diarias cuando estamos dividiendo esa semana en cinco días y luego para principios de agosto tuvimos una merma de cerca de 3,500 y 3,800. Al momento, estamos entre 4,000, 4,500 hasta en algunos días que pueden llegar hasta 5,500 y 6,000”, dijo.

“Con la creación de esta comisión, que es PRoDTEC, se espera que se agilice este proceso de autorización aquí en la isla para que muchos laboratorios puedan participar y así se puedan maximizar el potencial de crear pruebas diarias para todos los puertorriqueños para tener un panorama completo de la epidemia y proveer mayor apoyo para el rastreo de contactos que es tan importante en estos momentos”, precisó Rodríguez Orengo.

Demuestra colaboración

Por su parte, González Feliciano dijo que este esfuerzo demuestra la colaboración que existe entre distintas entidades y personas que quieren hacer el bien por Puerto Rico. Añadió que “la parte mas importante de esto es que hemos unido esfuerzos para combatir la situación del Covid-19. Este es un esfuerzo adicional colaborativo -de los muchos que llevamos desde que yo comencé aquí en abril- reconociendo que el Fideicomiso es esencial en lo que hoy se ha gestado en Puerto Rico en política pública con relación al Covid-19”.

“Es importante reconocer que cuando empezamos en abril teníamos 1,800 pruebas y con eso se hizo política pública en Puerto Rico. Hoy en día se han generado sobre un millón de pruebas y la importancia de integración del DS con el Fideicomiso y otras entidades que le interesa el análisis de esa data es que se ha generado una gran cantidad de esfuerzo científico y que nos hemos podido sentar en la misma mesa para dirigir al país y hacer política pública con data científica”, indicó González Feliciano.

Recalcó que el hecho de que el Fideicomiso pueda optar por analizar pruebas y aprobarlas localmente da a Puerto Rico una “autonomía científica gigantesca”, que es necesaria para poder combatir e inclusive competir con los recursos que se tienen para combatir esta condición del Covid-19.

“De la misma forma, reconoce el poder de los científicos puertorriqueños. La cantidad de cumulo de ciencia que existe en Puerto Rico que a veces subestimamos y hacemos segundo a la opinión que genera los científicos del mundo con la presunción de que Puerto Rico no puede hacerlo. Creo que este esfuerzo como muchos de los esfuerzos que se han generado, inclusive en la discusión, aunque no sea favorable para el Departamento, es necesaria”, dijo.  

González Feliciano enfatizó que Puerto Rico se unió hoy a siete estados que también tienen esta potestad de la FDA para poder evaluar las pruebas y adjudicar en qué medida se pueden utilizar en la isla en la “ausencia de tener que esperar tres, cuatro, cinco o seis meses por la FDA. Esto no implica que no nos sometemos al esfuerzo de la FDA, porque siempre tiene que haber una validación continua con la FDA, pero nos da la potestad de nosotros poder proveerle la información a la FDA para que nosotros podamos accionar el plan”.

El secretario de Salud se refiere a los siete estados identificados como: Connecticut, Maryland, Mississippi, Nevada, Nueva Jersey, Nueva York y Washington.

La importancia de la autonomía

En tanto, Colón Ramos reafirmó que el PRoDTEC le da la autonomía de poder con agilidad, pero con rigurosidad evaluar las pruebas que se están desarrollando para uso en Puerto Rico en colaboración con la FDA para que se establezcan con mayor rapidez.

“El doctor González habló de rapidez en términos de meses. Hay que reconocer que en una pandemia donde una infección te dura dos semanas y en esas dos semanas puede ser la diferencia entre estar en intensivo o estar tranquilo en tu casa, meses representa un sinnúmero de vidas. Entonces, esta agilidad es muy importante en el contexto de la pandemia que estamos viviendo”, subrayó.

Colón Ramos dijo que la creación del comité, a su vez, le da la oportunidad al país de responder a otras epidemias. “O sea este mecanismo que se establece se puede usar para la pandemia, pero una vez que termine la pandemia debemos reconocer que somos un país tropical donde hubo zika, chikungunya, dengue y nosotros en aquellos momentos o teníamos estos mecanismos para responder con agilidad a las pruebas que eran necesarias establecer para poder que era lo que estaba sucediendo en esa epidemia”, añadió.

En tanto, López Casillas expresó que la comisión servirá de mucha ayuda porque “ahora cualquier laboratorio que quiera realizar una prueba y necesite aprobación para poderla utilizar y diagnosticar el virus que causa el coronavirus que estamos sufriendo no va a tener que someter sus papeles a la FDA, sino que a través de esta comisión vamos a poder evaluarlo basado en los preceptos que están establecidos por la FDA para darle la aprobación o la recomendación para que el DS eventualmente autorice su uso en el país”.

Preocupación por la escasez de prueba

Sin embargo, Rodríguez Soto añadió que le preocupa “grandemente” como tecnóloga médica la potencial escasez de pruebas diagnosticas para el Covid-19.

“Todos sabemos que la realización de las pruebas junto con los resultados son unos criterios esenciales para poder evaluar adecuadamente el nivel de contagio en la isla y así poder tomar decisiones salubristas certeras. De modo que me siento sumamente honrada y para mí es muy gratificante haber sido seleccionada para pertenecer a esta comisión con el fin de facilitar el desarrollo de nuevas pruebas diagnósticas para que estén al servicio de la salud de nuestro pueblo”, dijo Rodríguez Soto.

A tomar la iniciativa

En cambio, Goodsaid Sanjurjo destacó que “nosotros (en la comisión) vamos a tener que pensar que se requiere para que, por un lado, obtener pruebas que funcionen bien, que tengan el rigor de validación que se requiere y, por otro lado, que se puedan obtener bastante rápido. Finalmente, esa responsabilidad también está vinculado a estimular el desarrollo de estas pruebas en los laboratorios disponibles en el país”.

“Si simplemente nos sentamos a esperar que las pruebas lleguen, no van a llegar. Vamos a tener que tomar la iniciativa de facilitar la mejor capacidad posible que cada uno de estos laboratorios que tienen el equipo, las facilidades, etcétera, tengan motivación para correr estas pruebas, tengan lugares de acopio, etcétera”, abundó Goodsaid Sanjurjo.

Asimismo, anticipó que Puerto Rico necesitará una gran cantidad de pruebas serológicas cuantitativas cuando comience el proceso de vacunación en la isla para frenar el Covid-19.  

“En el momento en que comiencen las vacunaciones vamos a tener una necesidad enorme de pruebas serológicas cuantitativas no cualitativas para tratar de ver cómo sí está funcionando la vacunación en Puerto Rico y todas estas responsabilidades creo que las vamos a tener que tomar muy enserio para estar seguros de que Puerto Rico se vaya a beneficiar de este trabajo”, dijo.