Nelson Torres Yordán y Wanda Vázquez

Ante la confirmación de varios casos del coronavirus (Covid-19), y de la incertidumbre de no poder precisar cuándo comenzó la propagación del virus en la Isla, dos alcaldes del Partido Popular Democrático (PPD), respaldaron la orden ejecutiva de la gobernadora Wanda Vázquez, donde se ordena un toque de queda en todo el País, que se extiende desde las 9:00 de la noche a las 5:00 de la mañana, hasta el 30 de marzo.

Entre las directrices de la orden ejecutiva también se dispone el cierre parcial del gobierno, comercios y la suspensión de eventos multitudinarios. El alcalde de Guayanilla, Nelson Torres Yordán, apoyó a la gobernadora por haber tomado las medidas necesarias ante la emergencia.

“Debemos prevenir que este virus se propague como ya pasó en países en Europa. La única forma de hacerlo es cerrando todos aquellos comercios que no sean esenciales. Se debe cerrar todo ahora y no hacerlo cuando haya una epidemia ya”, precisó Torres a EL VOCERO.

El alcalde narró que fue a desayunar a un restaurante en la mañana de ayer y le preocupó que dentro del establecimiento no se tomaran medidas cautelares con los clientes que entraban. Según explicó ninguno de los clientes que pedían ser sentados en el establecimiento se les pidió desinfectarse las manos.

“La única manera de detener la propagación del virus es el aislamiento”, indicó Torres.

De otra parte, Torres reconoció las implicaciones negativas que el cierre provocará a las arcas municipales y exhortó a las entidades gubernamentales y a la banca a tomar medidas atemperadas a esta emergencia.

“Esto va afectar a las personas y necesitamos que la banca y las financieras otorguen moratorias de un mes para que las personas puedan pagar hipotecas. También que la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), pongan de su parte en los cobros”, indicó Torres.

A preguntas de este diario, el alcalde expresó que el campamento del municipio en donde quedaban seis refugiados por los sismos registrados en la zona, fue cerrado y las personas fueron reubicadas por el Departamento de Vivienda.

Precisó, además, que a su municipio le falta mucho por recuperarse de la serie de sismos que menoscabaron la economía y la seguridad de sus constituyentes. Según sus proyecciones iniciales durante este mes de marzo el municipio perderá el 75 % de sus ingresos.

Apoyo de Carmen Yulín

De otra parte, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, indicó a este diario que también apoyaba la orden ejecutiva. “Es una medida prudente. Todos debemos estar concentrados en detener la propagación del virus y todos y todas podemos tomar acciones que ayude a ese objetivo colectivo”, indicó.

“La gente debe permanecer en su casa de sentirse mal, deben llamar, a partir de mañana (hoy), a la Sala de Urgencia de Adultos al 787-754-2956 y Sala de Urgencias Pediátrico 787-754-2955 para recibir orientación médica. No debemos abarrotar las salas de emergencia, a menos que sea necesario. Las salas de emergencia no pueden convertirse en lugar donde se aumente la probabilidad de ser contagiados con el virus”, indicó la ejecutiva municipal.

Incertidumbre en Vieques y Culebra

Mientras el gobierno delinea planes para enfrentar la realidad del virus en la isla grande, residentes de Vieques y Culebra reclaman mayor atención a los viajes de las lanchas que transportan a cientos de personas a las islas municipio.

“Las embarcaciones que viajan hacia Vieques y Culebra son espacios cerrados, hombro con hombro, cientos de personas, algunos en embarcaciones pequeñas. Por la naturaleza de protegerse de un accidente todos colocamos las manos donde otros las colocan. Si alguien estornuda las partículas de saliva pueden contaminar”, precisó el líder comunitario Ismael Guadalupe.

Este instó a la gobernadora a que se utilizaran embarcaciones grandes y no pequeñas, y que estas no se llenaran a capacidad, para permitir espacio entre la gente y evitar contagios. Agregó que era vital limitar los viajes de turistas a las islas municipio y fumigar después de cada viaje.