Rosselló

El exgobernador Ricardo Rosselló. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

La Comisión de lo Jurídico de la Cámara de Representantes, presidida por el representante Orlando Aponte Rosario, aprobó el lunes, enmiendas al Proyecto de la Cámara 19 que busca eliminar el derecho a tener escolta al exgobernador Ricardo Rosselló y a su familia. 

La enmienda a la medida fue presentada por la representante Mariana Nogales Molinelli del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC).

El cambio propuesto por la portavoz del MVC, determina que el Negociado de la Policía proveerá seguridad y protección a funcionarios públicos que así lo soliciten cuando la naturaleza o circunstancias de su puesto le exponen a riesgos o amenazas a su vida o integridad física, en cuyo caso, no más de dos agentes serán destacados para su protección personal, la cual se limitará a horas, días y actividades durante las cuales el funcionario esté realizando funciones oficiales.

“Esta enmienda es acorde con el espíritu de este proyecto. Necesitamos a los policías en los cuarteles y donde puedan atender mejor a la gente. Limitar la cantidad de agente a dos, principalmente, va a tono con la limitación de los recursos policiacos que enfrenta la isla”, recalcó Nogales Molinelli.

La medida, de la autoría del representante Aponte Rosario y la delegación del Partido Popular Democrático (PPD), por ahora no ha bajado a votación en la Cámara. 

La enmienda fue aprobada en una vista de consideración final con seis votos a favor y recibió reparos por parte de los representantes José “Quiquito” Meléndez Ortiz y Héctor Ferrer Santiago.

“Puedo entender la motivación de la enmienda, para evitar ver las guaguas negras por ahí detrás de funcionarios, pero acá (en la legislatura) no somos expertos en seguridad y protección. Los criminales o los que amenazan la vida de los funcionarios, no solamente lo hacen en horas laborales. No podemos imponer una camisa de fuerza al cuerpo de la Policía con la cantidad de agentes que podrán utilizar”, argumentó Meléndez Ortiz.

A principios de marzo el secretario del Departamento de Justicia, Domingo Emanuelli,  había recomendado al cuerpo legislativo que la legislación fuera prospectiva, para que así se permitiera que Rosselló tuviera escolta cuando esté en Puerto Rico, pero no así a un gobernador futuro que renuncie o sea destituido.