Exdirectora ASES .png

Ángela Ávila. 

El arresto de la exdirectora ejecutiva de la Administración de Seguros de Salud (ASES), Ángela Ávila Marrero crea desconfianza en el gobierno federal que es el que asigna los fondos para la Isla para el financiamiento del Medicaid, afirmó el subdirector de la Oficina del Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Sociales (OIG-HHS, por sus siglas en inglés) José Soto.

Y es que el pasado 23 de junio Dávila Marrero solicitó al Congreso que se estabilizara el sistema de Medicaid en una audiencia del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes.

“Definitivamente los arrestos de hoy crean cierta desconfianza, ya que el esquema ocurrió en la agencia que administra los fondos de Medicaid en Puerto Rico”, apuntó el funcionario a preguntas de este diario durante la rueda de prensa en donde se anunciaron los arrestos.

Indicó que la OIG-HHS se reunirá con el Center for Medicare and Medicaid Services, agencia federal que administra el programa de Medicaid dentro del Departamento de Salud federal para ofrecer recomendaciones, tras los arrestos.

Declinó adelantar cuáles serán sus recomendaciones.

Por su parte, el secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Anthony Maceira, indicó que el gobierno de Puerto Rico le llevará al gobierno federal el mensaje de que los arrestados ayer “actuaron en beneficio propio y por intereses personales”.

“Ciertamente, esto representa un reto a nivel nacional porque personas que no son amigos de Puerto Rico van a agarrarse de eso para justificar y hacernos daño. Y el gobierno tiene que tener un rol proactivo en ir allá y llevar el mensaje y que quede claro que estos fueron individuos, actuando motivados por interés personal para beneficio propio en contra de lo que establece la propia administración, la estructura institucional y demostrar las medidas que nosotros hemos tomado para precisamente, procurar por la integridad de los procesos”, manifestó Maceira.