Gobernador Pedro Pierluisi

El gobernador Pedro Pierluisi.

El gobernador Pedro Pierluisi afirmó que para agosto espera haber reparado todas las escuelas donde se hayan identificado columna corta. Su expectativa es además que el próximo semestre escolar inicie con clases presenciales en el suroeste, ya sea con nuevos módulos o con la rehabilitación de planteles que no se hayan afectado por los terremotos que comenzaron en enero de 2020.

“Mi compromiso es y será rehabilitar nuestras escuelas y crear espacios hábiles para recibir a los estudiantes tan pronto sea posible. Desde que comenzó este gobierno hemos sido bien enfáticos en la necesidad de reparar nuestras escuelas y tenerlas listas para poder brindar la educación presencial que tanto necesita nuestra niñez”, dijo el gobernador.

Pierluisi ofreció una conferencia de prensa junto a varios alcaldes de la zona para detallar cómo se habilitarán salones en estos pueblos.

De acuerdo con el gobernador, se destinarán $46.4 millones para construir estructuras modulares en el sur mientras que ya salió la subasta para el diseño y construcción de modulares para la escuela Agripina Seda y la Aurea Quiles en Guánica. Asignó otros $3 millones para rehabilitar escuelas en desuso en estos municipios.

En el caso de Guánica, por ejemplo, se asignaron $8.7 millones para rehabilitar dos escuelas en desuso y también para rehabilitar la Escuela María McDougall. En este municipio habrá escuelas “modulares” para reemplazar la Agripina Seda, la Áurea Quiles, la Elsa Cuoto y la Luis M. Rivera.

El pasado 16 de marzo, el gobernador firmó la orden ejecutiva que decreta un estado de emergencia en las escuelas públicas, a fin de agilizar los trabajos de acondicionamiento. “Declaro un estado de emergencia para atender el acondicionamiento y la preparación de las escuelas del sistema público en Puerto Rico”, indica el documento, en el que el primer ejecutivo activa el proceso expedito para realizar las compras y contratar los trabajos que hagan falta para acondicionar los planteles.

La orden ejecutiva dejó en manos del director de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP), Juan Carlos Blanco, velar por “el ejercicio responsable de estas adquisiciones”.

Según publicó EL VOCERO, la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI) ya publicó la solicitud de propuesta para contratar ingenieros que puedan identificar la columna corta en las escuelas. En total, señaló, inspeccionarán 726 planteles ante la posibilidad de que tengan esta falla de construcción.

Este es un problema que el gobierno viene arrastrando desde el 8 de enero de 2020, cuando colapsó la escuela Agripina Seda en Guánica.