PFEI

Edificio donde ubican las oficinas del Panel Sobre el Fiscal Especial Independiente en Hato Rey. >Brandon Cruz González/EL VOCERO

Una empleada del Departamento de Justicia y su hija se enfrentarán a un Fiscal Especial Independiente (FEI) por presuntamente utilizar información personal de un tercero para obtener de forma fraudulenta un préstamo en una institución bancaria.

El Panel sobre el Fiscal Especial Independiente (PFEI) indicó que se trata de la taquígrafa Lillian Cruz Ayala y su hija, Liza Maldonado Cruz.

El PFEI aclaró que, aunque la funcionaria no está incluida entre las personas cobijadas para investigación de la entidad gubernamental, Justicia la refirió al PFEI para evitar la apariencia de conflicto de intereses.

De la resolución del PFEI se desprende que Justicia no recomendó la designación de un FEI en este caso debido a que la querellante informó no tener interés en el asunto, a pesar de haber realizado una querella administrativa.

Sin embargo, el PFEI señaló que una vez se inicia una investigación criminal, el interés en el procesamiento de los imputados es del Estado y no depende del interés o no de la parte querellante.

“Adviértase que en este caso medió una investigación a nivel del cuerpo policial y se obtuvo prueba independiente, más allá de la declaración de la querellante, la cual tiende a demostrar la responsabilidad penal de estas”, lee la determinación del PFEI.

Entre la evidencia del caso, el PFEI destacó una declaración jurada tomada al agente del orden público que intervino en la investigación de la querella.

“Los hechos que se les atribuyen a ambas podrían constituir serias violaciones de ley. Ello, ante la posible participación de ambas querelladas en el uso de información personal de otra funcionaria para beneficio propio”, abundó el PFEI.