Gobernadora

La gobernadora, Wanda Vázquez. 

La Asociación de Periodistas de Puerto Rico (Asppro) repudió los serios problemas de falta de transparencia en la administración de Wanda Vázquez que deliberadamente obstruyen el acceso a la información y la cobertura diaria de las gestiones públicas.

El más reciente capítulo ocurrió ayer, jueves, cuando no se informó a la prensa sobre la visita del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, quien llegó en la tarde para hablar con la mandataria sin que se les informara a los medios sobre la reunión ni sobre el resultado de la misma.

Sobre esto, la Oficina de Prensa de La Fortaleza justificó que la gobernadora tiene “reuniones privadas”.

"No es la primera vez que su equipo de comunicaciones brinda esta 'justificación' a los periodistas destacados en La Fortaleza, puesto que en otras ocasiones esta también ha sido la respuesta cuando se les increpa sobre la falta de transparencia respecto a las reuniones que sostiene la funcionaria en el Palacio Santa Catalina. En otras instancias, ha sucedido con funcionarios locales, por lo que la prensa se entera de que acudieron a la Mansión Ejecutiva únicamente si se encuentran allí destacados", lee el comunicado emitido por la Asppro. 

En el día de ayer, la portavoz de prensa de La Fortaleza, Mariana Cobián, reiteró que la gobernadora tiene una agenda “privada” que, según ha dicho, no tiene que ser informada públicamente. Dijo además que la determinación sobre la privacidad de estas reuniones no las toma ella.

“En mis más de veinte años cubriendo a gobernadores nunca había visto que un gobernante en horas laborables y en gestiones oficiales levantara la alegación de que tiene reuniones privadas como acaba de hacer la gobernadora. Ese argumento es inaceptable e intolerable. Cualquier reunión o gestión en la que se discuta política pública y se sufrague con fondos públicos es parte de su calendario público como funcionaria y no una reunión privada de amigos y familiares. Como poco, raya en un triste desconocimiento de su deber. La realidad es que entendemos que es a sabiendas lo que lo hace más irrespetuoso por intentar justificar lo injustificable”, dijo Damaris Suárez, presidenta de la Asppro.

La gobernadora tuvo el jueves varias de las reuniones catalogadas como “privadas”, las cuales no fueron informadas ni aparecen en su calendario público, aunque son reuniones sobre política pública y dentro de sus gestiones como gobernadora.

La Asppro aseguró que "constantemente recibe quejas de periodistas por la manera en que los funcionarios de gobierno no responden a peticiones de información; oficiales de prensa (internos y contratistas externos) dan largas a las peticiones de documentos y/o entrevistas y la “selectividad” con la que se responden a ciertos medios o periodistas y a otros no. Esta práctica, que viene de la administración Rosselló Nevares se ha agravado con la gobernación de Vázquez Garced, unido al silencio de los jefes de agencia que, con contadas excepciones, nunca están disponibles para ofrecer explicaciones públicas, como requiere sus cargos.

En sus tres meses como gobernadora, Vázquez Garced ha encabezado muy pocas conferencias de prensa. Prácticamente es nula la información en La Fortaleza y por ende en el resto del gobierno.

“Dar largas a una petición para que te canses de pedirla es una práctica constante en este y el pasado Gobierno. Es la ironía de una administración que predica tanto sobre la transparencia”, sostuvo Suárez.

El gremio dijo que desde que Vázquez Garced asumió la gobernación, la Asppro, junto a varias organizaciones han solicitado una reunión para discutir las dos leyes aprobadas en las últimas horas del mandato de Rosselló Nevares que limitan el acceso a la información.

"Hasta el momento, luego de tres meses de juramentar, Vázquez Garced ha ignorado la petición de reunión -aunque es de su conocimiento- la carta enviada el 19 de agosto. Exigimos la derogación de las mal llamadas Ley de Transparencia y Procedimiento Expedito para el Acceso a la Información Pública, la Ley de Datos Abiertos, que en la práctica tienen el efecto contrario al limitar el acceso a la información", reza el comunicado. 

“Con sus actos solo ha comprobado que es más de lo mismo. Nada ha cambiado. Lamentablemente lo que pasó este jueves es la evidencia de que para ser un gobierno transparente solo hace falta voluntad. Esta administración deberá probar que la tiene. Sus actos, hasta ahora dicen lo contrario”, cuestionó Suárez.