Joel Franqui Atiles

El presidente de la Comisión de Agricultura, Joel Franqui Atiles.

La implementación del incentivo por producción, que sustituyó después de más de 30 años al subsidio salarial que otorgaba el Departamento de Agricultura a los productores agrícolas en Puerto Rico, ha sido atrofiada y con lagunas de información por parte de la agencia, denunció ayer el director ejecutivo de la Asociación de Agricultores, José López.

López agregó que la orden administrativa 2019-07 que dispone los incentivos por producción “carece de una métrica confiable para evaluar la productividad de varios sectores”.

“Desconocemos la procedencia de muchos de los parámetros utilizados y más aun de la transparencia a la hora de evaluar las prácticas”, indicó López, quien añadió que desde que se sustituyó el subsidio salarial por incentivos por producción muchos agricultores no reciben la aportación.

“El subsidio dejó de ser pagado a finales del 2018. Hoy, jueves, 10 meses después de haber eliminado el subsidio salarial, aun no conocemos de un solo agricultor que haya recibido el subsidio salarial bajo el llamado incentivo por producción”, agregó.

El subsidio salarial es parte de la Ley 46 del 1989 para los patronos que mantienen empleados agrícolas en sus fincas y así garantizar su permanencia en la zona rural recibiendo una remuneración adecuada. Este subsidio fue sustituido por incentivos por producción en el Código de Incentivos.

Las declaraciones de López surgieron durante una vista pública en la Comisión de Agricultura y Recursos Naturales de la Cámara, que preside el representante Joel Franqui Atiles, que busca investigar denuncias de muchos agricultores sobre el otorgamiento del nuevo incentivo por producción y que sustituyó el subsidio salarial que recibían estos trabajadores por parte de Agricultura.

Responde el departamento

Ante estos señalamientos, la directora auxiliar del Programa de Incentivos de Agricultura, Johanna Juarbe, informó que de $33 millones que la agencia recibía para los subsidios, ahora solo recibió $15 millones para repartir a los agricultores y agroempresas debido al recorte de fondos que hizo la Junta Federal de Control Fiscal.

Juarbe mencionó que el reembolso del Programa de Incentivo por Producción Agrícola correspondiente a los meses de enero a junio de 2019 se comenzó a pagar en el mes de julio del año en curso y han logrado pagar un total de $3.7 millones.

“Se reembolsa (también) los gastos incurridos al pagar las responsabilidades patronales del Seguro Social Federal, Seguro por Desempleo y Seguro Obrero (CFSE). El reembolso se hará luego de que el agricultor elegible realice la reclamación”, añadió.

Asimismo, Franqui Atiles exhortó al Departamento de Agricultura a redoblar los esfuerzos para que se orienten a los agricultores y se lleve la información sobre el proceso de trámite y pago de los subsidios o incentivos. Añadió que eso incluye información sobre el seguro para estructuras agrícolas.