Cámara

La Cámara de Representantes en sesión. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

La Comisión de lo Jurídico de la Cámara de Representantes, aprobó el informe del proyecto de la Cámara 547 que crearía la Ley Contra la Venganza Pornográfica de Puerto Rico”, a los fines de tipificar como delito la divulgación y publicación de cualquier material explícito de carácter íntimo.

La exposición de motivos de la pieza legislativa, radicada por el representante popular Ángel Matos García, destaca que las autoridades federales y estatales han observado un incremento en la modalidad de la conducta conocida como “sextorsión”.

Esta conducta se realiza cuando una persona amenaza o extorsiona a otra con la divulgación o publicación de material con contenido íntimo, privado o comprometedor.

“También hemos sido testigos de víctimas de divulgación abusiva de material íntimo privado, tomado con el debido consentimiento pero, para el cual no existe autorización de divulgación. Esto ha ocurrido con la intención de hacer daño y ridiculizar a una o a todas las partes involucradas en la grabación o toma del documento digital. Todas estas acciones suelen someter a las víctimas de la divulgación a presiones, ridiculización, daño psicológico y emocional que afecta su desempeño familiar, escolar o profesional”, reza la exposición de motivos medida.

El proyecto dispone que toda persona que a propósito o con conocimiento, publique, divulgue o reproduzca sin la autorización ni consentimiento de la víctima, cualquier material explícito a través de cualquier medio de comunicación electrónico, indistintamente si ésta es o no su cónyuge, excónyuge, tiene o tuvo una relación de noviazgo o con quien sostiene o ha sostenido una relación consensual íntima o física o a través de comunicaciones electrónicas, incurrirá en delito grave y será sancionado con pena de reclusión por un término de tres años.

De mediar agravantes, la pena podrá ser aumentada hasta cinco años de reclusión. De mediar atenuantes, la pena podrá ser reducida hasta un año de cárcel.

De constituirse la conducta de amenaza, extorsión o de búsqueda de cualquier lucro personal, se incurrirá en delito grave que será sancionado con pena de reclusión por un término fijo de ocho años. 

El presidente de la Comisión de lo Jurídico Orlando Aponte Rosario y los integrantes del mismo: Ángel Fourquet, Jesús Manuel Ortiz, Kevin Maldonado, Mariana Nogales y el autor de la medida Matos García, votaron a favor de la misma.

Asimismo, avalaron la única enmienda propuesta por Matos García, que dispone que la conducta delictiva no prescribe.

Resta que el proyecto sea incluido en el calendario de medidas y ser aprobado por ese cuerpo legislativo.