Charlie Rodríguez

El presidente del Partido Demócrata en Puerto Rico, Charlie Rodríguez.

Aunque la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) ha denunciado públicamente la crítica situación económica que atraviesa de cara a los próximos eventos electorales y existe una emergencia por los temblores en el área suroeste, el presidente del Partido Demócrata de Puerto Rico, Charlie Rodríguez, insistió en que los procesos democráticos son necesarios y justificó la utilización de dinero para la celebración de una primaria presidencial en el País el 29 de marzo en más de 110 centros de votación.

Sus expresiones surgieron ayer durante el sorteo de las posiciones que ocuparán los aspirantes demócratas en la papeleta que se utilizará en Puerto Rico para la primaria presidencial. Las primeras tres posiciones la ocupan Pete Buttigieg, Michael Bloomberg y Tom Steyer. Mientras que las demás las ocuparían Elizabeth Warren (4), Joe Biden (5), Bernie Sanders (6), Amy Klobuchar (7) y Tulsi Gabbard (8).

“Los procesos democráticos siempre son importantes y necesarios. No se pueden aplazar, sino que tienen que atenderse. Por otro lado, la CEE solicitó para primarias presidenciales —tanto para el Partido Demócrata como para el Partido Republicano— $2.2 millones. Se estima que en la primaria demócrata habrá disponible $1.1 millones para realizarla. La Junta Federal de Control Fiscal finalmente autorizó la semana pasada la transferencia presupuestaria para cubrir este evento”, afirmó Rodríguez.

Llamado a participar

Insistió en que la primaria demócrata es importante en Puerto Rico, aunque en esencia los puertorriqueños no pueden votar para elegir al presidente de Estados Unidos. “Francamente, la CEE está haciendo esfuerzos para hacer este proceso más económico y como vamos a tener menos centros de votación, eso genera un ahorro. Me parece que se justifica el evento porque a los puertorriqueños nos afectan de forma directa las decisiones que tome el presidente estadounidense Donald Trump”, sostuvo.

Mencionó que el presidente y el Congreso toman decisiones sobre leyes que afectan a todos los puertorriqueños, y que participar de las primarias presidenciales es una opción para enviarle un mensaje de protesta a Trump por la actitud que ha asumido contra la Isla.

“Esta es una gran oportunidad porque en la democracia el voto es fundamental y el ejercicio democrático jamás debe ser objeto de un análisis estrictamente presupuestario, excepto que deben utilizarse los recursos de la manera más prudente y saludable”, sostuvo.

Recordó que en las primarias demócratas de 2016 participaron 80,000 electores boricuas en 78 centros de votación, con dos aspirantes en la papeleta. “Aunque ambos candidatos estuvieron en Puerto Rico, el gasto y la publicidad fue mínimo. En esta ocasión vamos a estar abriendo más centros de votación y vamos a tener a un candidato (Bloomberg) que está haciendo campaña en los medios de comunicación en Puerto Rico y otros lo harán también”, señaló.

Mencionó que es de su conocimiento que Sanders, Bloomberg y Biden visitarán la Isla, y que eso podría motivar a los electores a participar del proceso. “Es una forma de exigir que se aprueben los fondos que Puerto Rico tanto necesita para atender los desastres por el terremoto y el huracán María. Es un mensaje a Trump y creo que el puertorriqueño no puede solamente satisfacerse con protestar a viva voz. Tiene que hacerlo en la democracia y con el voto”, puntualizó.