Luis Fernández Trinchet

Fernández Trinchet dijo que hay 1,216 solicitudes ya asignadas para evaluación.

El gobierno comenzó a desembolsar fondos para los pequeños y medianos comerciantes (pymes) que tuvieron pérdidas a causa del huracán María en 2017.

La gobernadora Wanda Vázquez dio ayer el primer cheque de $50,000 de un programa que inauguraron hace tres meses denominado Financiamiento para Pequeñas Empresas (SBF, por sus siglas en inglés).

La primera empresaria en recibir los fondos fue Cristina Sumaza, propietaria de Lote 23, el local de kioscos en Santurce donde se realizó la conferencia de prensa.

Según dijo la gobernadora, hay pendientes 1,952 solicitudes de empresarios que esperan por una contestación para recibir este beneficio.

El secretario del Departamento de la Vivienda, Luis Fernández Trinchet, indicó que desde que comenzó el cierre gubernamental por el Covid-19, solo hay diez personas trabajando estas solicitudes. Explicó que hay 1,216 solicitudes ya asignadas para evaluación y otros 423 empresarios ya fueron advertidos de que deben presentar documentos adicionales.

Explicó que los empresarios pueden recibir hasta $50,000 a base de la cantidad de empleados y pérdidas relacionadas al huracán que puedan probar.

“La cantidad es hasta $50,000 y eso va a depender de lo que cada negocio evidencie que necesita. En los primeros seis, hay uno que recibió menos de $50,000 porque la necesidad que evidenció es esa. Tendremos casos de $15,000, un negocio con 70 empleados que no tendrá la misma necesidad que un negocio con dos personas”, expresó el secretario.

Este fondo es de $225 millones y es parte de los miles de millones de dólares asignados por el gobierno federal para la recuperación post María.

“Todavía no hay una fecha límite para solicitar. Tenemos $225 millones. Una aritmética simple es que si cada solicitante recibe $50,000, nos dará para 4,500 solicitudes. Eso no quiere decir que cada uno va a recibir $50,000 porque hay unos que recibirán menos”, sostuvo el titular de la Vivienda, al añadir que podrían inyectar dinero adicional a este programa si alguno de los otros 26 programas que administran con fondos federales no recibe tanta demanda.

El programa es manejado por el Banco de Desarrollo Económico (BDE), que evalúa las solicitudes y la elegibilidad de los que soliciten. Como parte de los requisitos para solicitar, los comerciantes deben presentar evidencia de daño o interrupción de sus servicios a causa del huracán, así como algún gasto que necesitan realizar para el proceso de recuperación o para lograr retener empleados.