Guajataca

El Senado evalúa un proyecto de iniciativa legislativa que faculta a los municipios aledaños a los 37 embalses existentes en Puerto Rico, a intervenir con aquellos ciudadanos que construyan rampas ilegales en estos depósitos de agua o lancen basura indiscriminadamente.

La Comisión senatorial de Salud Ambiental y Recursos Naturales celebró una vista pública ayer del Proyecto del Senado 1087 (PS 1087), que persigue dar autoridad a estos municipios para intervenir en la protección de las orillas de los embalses, represas, lagunas y lagos de Puerto Rico. Actualmente, el manejo de los 37 embalses existentes se distribuye entre la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) y el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA).

Las agencias de gobierno que comparecieron a la audiencia mostraron dudas acerca del propósito de la medida y sugirieron enmiendas. El autor del proyecto y presidente de dicha comisión senatorial, Carlos Rodríguez Mateo, dijo que haría enmiendas para aclarar el propósito de la medida porque, a su juicio, esta no busca quitarles poder a las agencias que manejan los embalses.

“Cuando fuimos a una vista ocular al municipio de Cidra nos acompañó el señor alcalde y nos dio una visita guiada por todo el embalse, porque él tenía serias preocupaciones y es que de manera indiscriminada en todos esos embalses se están haciendo construcciones de rampas ilegales y la realidad es que el DRNA, la AAA y la AEE —todos facultados por ley— no tienen personal asignado para vigilar y darles protección a esos embalses”, expresó Rodríguez Mateo en entrevista con EL VOCERO.

El legislador mencionó también que durante esa vista ocular —relacionada a otro proyecto de ley— detectaron residentes lanzando basura a los embalses.

“Los funcionarios municipales no pueden hacer mucho más allá de orientarlos a no hacer eso, porque no tienen jurisdicción”, sostuvo.

Reconoce “crisis fiscal” en municipios

Mateo reconoció que los municipios están afectados por la crisis fiscal, pero también el DRNA. “El espíritu del proyecto no es quitarle responsabilidad al DRNA y dársela a los municipios”, aclaró.

Fuerte oposición de alcaldes

La Asociación de Alcaldes sometió un memorial explicativo en oposición al proyecto senatorial “debido al impacto fiscal que conllevaría a las ya frágiles arcas municipales” y por “pretender delegarles a los municipios facultades que le corresponden al gobierno central sin los recursos adecuados”.

“En términos prácticos, para implantar esta ley, los municipios tendrían que crear un cuerpo de vigilantes municipal tal y como existe en el DRNA. Esto no es posible debido a la situación fiscal de los municipios”, añade el memorial que sometió el director ejecutivo de la asociación, José Rivera Rodríguez.

El senador Rodríguez Mateo dijo que le interesa solicitar memoriales explicativos a los respectivos municipios que bordean los embalses. “No queremos darles una carga adicional a los municipios y más bien sería establecer un vehículo para que, de manera voluntaria, aquellos municipios que quieran hacerlo así lo hagan. No queremos que tengan una barrera en ley para hacerlo”, afirmó.

Llueven dudas

Lourdes Morales, directora auxiliar de planificación e infraestructura en la AAA, se mostró a favor de la medida. “Como indicamos en la ponencia, estamos a favor de que a los municipios se les otorguen poderes para intervenir porque son el primer frente de batalla para atacar el problema. Sin embargo, deberíamos identificar cuáles son los municipios que bordean los embalses y lograr un memorándum de entendimiento”, indicó.

Morales no pudo precisar —a preguntas del senador popular Cirilo Tirado— hasta dónde recomiendan que tenga alcance el proyecto. “Habría que analizarlo más a fondo a razón de donde ubica el embalse y de cuáles municipios estamos hablando, porque no todos los municipios tienen la capacidad técnica y económica para atender eso”, dijo.

En tanto, el jefe ingeniero de la División de Riego, Represas y Embalses de la AEE, Rubén Estremera, no pudo precisar cuán capacitada está la corporación pública para atender los 22 embalses que administra. “Lamentablemente tuvimos la emergencia de lo que fue María, que fue una de las mas grandes que hemos tenido”, afirmó.

Incluso, la AEE interpretó que la medida le quitaría el poder para administrar los embalses.

Ambas corporaciones públicas sugirieron un sinnúmero de enmiendas al proyecto senatorial.