Compra

El impuesto al inventario genera fondos benefician a la mayoría de los municipios de la Isla. 

La Cámara de Representantes aprobó esta tarde una medida que limita el pago del impuesto al inventario y ordena a los pequeños y medianos comerciantes a pagar un tope fijo, similar al de 2019, durante los próximos cinco años.

"El efecto neto de esa medida es que el comercio que existe hoy y que paga ese arbitrio pagará lo mismo que pagó en 2018 y 2019. Ese va a ser su tope para los próximos cinco años. Si ese comerciante trae el doble o el triple de la mercancía va a pagar lo que pagó en 2019", explicó el portavoz de la mayoría novoprogresista, Gabriel Rodríguez Aguiló. 

El Proyecto de la Cámara 2443, del presidente cameral Carlos "Johhny" Méndez y el representante Antonio "Tony" Soto- fue aprobado con enmiendas en sala y contó con la oposición del algunos legisladores de minoría. El resultado de la votación fue 38 votos a favor, siete en contra y seis representantes que se ausentaron. 

Rodríguez Aguiló dijo que la medida no ha sido consultada con el Senado, pero que los municipios que se nutren de ese arbitrio no se verían afectados porque recibirían el tope. "Si el comerciante trae menos mercancía que la que trajo en 2019 pues podría entrar en proceso de revisión y pagaría por debajo del 2019 porque es lo que tiene ahora de inventario", sostuvo. 

"Los municipios no se afectan porque van a recibir los mismos ingresos que recibieron en 2019 y los comerciantes que han dicho que no pueden traer mercancía porque ese arbitrio es muy alto pues ahora pueden traer más mercancía y pagarían lo mismo de 2019. Así que no tienen excusa para no tener mercancía en Puerto Rico", abundó. 

El proyecto original eliminaba el impuesto al inventario en artículos de primera necesidad y carecía de un sustitutivo para los dineros que los municipios hubiesen dejado de recibir y que se utilizan para ofrecer servicios a los ciudadanos. 

Explicó además que si hay un comercio nuevo, que se establezca después de la ley, tiene que pagar su inventario por dos años. "El año número tres pues se mira para atrás y se establece un promedio entre ambos y eso es lo que se pagará fijamente hasta que se cumplan los cinco años", detalló. 

El proyecto pasará ahora al Senado para su consideración. Ese cuerpo no se reunirá hasta la próxima semana. 

El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, había condicionado su apoyo a esta medida, siempre y cuando se localizara cómo sustituir el dinero que recibirían los municipios. 

"Mi posición personal y creo que la de algunos compañeros es que creemos en la eliminación del impuesto, pero es indispensable y una condición que no es negociable es que se encuentre algo que sustituya ese ingreso de los gobiernos municipales. No podemos desvestir un santo para vestir otro", dijo Rivera Schatz.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.