Cámara sesión

En la foto el presidente de la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez y el representante novoprogresista José Aponte, durante la sesión legislativa de hoy. 

La Cámara de Representantes aprobó ayer una resolución conjunta que pospone la celebración de las primarias para el 9 de agosto en horario de 8:00 a.m. a 5:00 de la tarde.

A su vez, la Resolución Conjunta de la Cámara 681- de la autoría de la delegación cameral del Partido Nuevo Progresista (PNP)- establece las normas de salud para el evento, el horario de los centros de votación y cuáles son los electores con derecho al voto ausente que califican para participar del proceso electoral.

Antes de la emergencia del Covid-19 en Puerto Rico, las primarias estaban pautadas para el 7 de junio, según el calendario electoral de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE). La medida- que ahora pasa al Senado- fue aprobada con enmiendas y obtuvo 26 votos a favor y 16 en contra. No obstante, hubo 9 representantes que no votaron sobre la medida, cuya presentación ante el pleno estuvo en manos del presidente de la Comisión de Gobierno, Jorge Navarro Suárez.

El portavoz de la mayoría penepé Gabriel Rodríguez Aguiló concedió turnos de debate de 40 minutos para la mayoría y de 20 minutos para los representantes del Partido Popular Democrático (PPD). El representante independiente Manuel Natal Albelo también consumió un tuno de la medida de cinco minutos, pero no así el representante Denis Marquez quien no participó del debate.

“A mis electores PNP que decidan votar el 9 de agosto se les garantizará la seguridad, higiene y protección en el salón. Buscaremos presupuestos para ese día estar preparados para que el elector se sienta seguro con guantes y mascarillas. Las normas serán establecidas con el Departamento de Salud y la CEE”, expresó Navarro Suárez, quien estuvo a cargo de la presentación de la pedida.

Mientras que el portavoz del PPD en la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández, dijo que votaría en contra porque la medida permite que los cónyuges, hijos, hijas y parientes de personas con impedimentos de movilidad- que soliciten voto por adelantado a domicilio- puedan emitir su voto en el mismo hogar ante la presencia de una Junta de Balance. Según la ley electoral, una Junta de Balance está compuesta por dos representantes del partido.

“¿Quién humanamente puede manejar esto (los votos de los familiares)? Lo razonable y lo prudente es que lleguen a un acuerdo con su propio partido se sienten con los diferentes partidos y presenten una medida en consenso para evitar lo que se está dando a nivel de la reforma electoral”, cuestionó Hernández.

De hecho, la revolución conjunta también incluye lenguaje que permite que los familiares de los electores de 60 años o más - que pidan voto por adelantado ante la CEE- puedan votar a domicilio ante una Junta de Balance.

En el debate, el representante popular Angel Matos y el representante independiente Manuel Natal Albelo advirtieron de que la medida incluye lenguaje confuso y que podría favorecer a Pedro Pierluisi como candidato a la gobernación por el PNP. “Lo que no pueden hacer con votos van a tener que hacerlo mediante la trampa y eso es lo que está ocurriendo. Por eso es que no pueden salir a la calle porque llevan tres años y medio legislando en contra de los intereses del pueblo”, expresó Natal Albelo.

Al detalle el voto adelantado

Las solicitudes de voto por adelantado- según la medida- deberán hacerse 40 días antes de las primarias ante la CEE, quien será el ente encargado de reglamentar el proceso primarista. El voto adelantado aplicaría a policías, oficiales de custodia de corrección y bomberos que trabajen el día de las primarias. Mientras que los confinados y mayores de 18 años en custodia de las Instituciones Juveniles de Corrección podrán votar por adelantado el 7 de agosto.

También se le permite el voto por adelantado a los empleados de la CEE, profesionales de la salud, periodistas, fotoperiodistas, equipos deportivos afiliados y personas con viajes programados.

Asimismo, la medida cameral ordena al Departamento de Salud y a la CEE a tomar las debidas medidas para evitar contagios y a divulgar las reglas para esto 30 días antes del evento electoral. Igualmente, establece que debido a la cercanía del proceso y la pandemia del COVID-19 los electores deberán votar en papeletas, y no se permitirá el voto electrónico o el voto por correo.

Mientras que el cierre del registro electoral, según la medida, será 40 días antes del 9 de agosto.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.