Rafael "Tatito" Hernández

A casi una semana de que la medida que despenalizaría cinco gramos o menos de marihuana fuera derrotada en la Cámara, el presidente del cuerpo legislativo, Rafael “Tatito” Hernández, cerró la puerta esta tarde a una reconsideración del proyecto de ley, tras denegar una moción a esos efectos. 

Casi al cierre de los trabajos de la sesión, uno de los autores del Proyecto de la Cámara 1037, Orlando Aponte, quien también es el presidente de la Comisión de lo Jurídico, solicitó la reconsideración. Sin embargo, el portavoz del Partido Nuevo Progresista (PNP), Carlos “Johnny” Méndez, objetó la petición.

Ante esta objeción, Aponte explicó que “lo que pasa es que la regla no permite objeción, lo que dice específicamente es que, a petición de cualquier representante se necesitaría ser secundada por seis otros miembros, pero la regla no establece que si una persona se opone no se puede reconsiderar”.

Sin embargo, Méndez ripostó a Aponte: “Yo no voy a argumentar lo que el compañero ha expresado. Yo conozco la regla, pero él no puede coartar mi derecho de expresión de objetar”. Luego de este planteamiento, el presidente incidental Jorge Rivera Segarra procedió a contar los votos.

Los populares Aponte, Jesús Santa y Juan José Santiago; Mariana Nogales y José Bernardo Márquez del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC); Denis Márquez del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Denis Márquez, votaron a favor de la solicitud para la reconsideración de la medida.

Sin embargo, luego de decretarse un receso, Hernández, quien reanudó los trabajos de la sesión, denegó la petición. “No ha lugar a la solicitud de reconsideración y respaldamos la posición del portavoz del PNP en cuanto a su planteamiento. (La determinación es) final”, decretó. 

A lo lejos se escuchó a Aponte reclamar: “Señor, presidente. Señor, presidente”. Pero, no tuvo éxito y no se le permitió dirigirse al cuerpo. En ese momento, el portavoz del Partido Popular Democrático (PPD), Ángel Matos, continuó leyendo: “Se recesan los trabajos hasta el miércoles a la 1:00 p.m”. Igualmente, Hernández acotó: “Recesamos los trabajos”. 

Posteriormente, se observó cómo Aponte salía visiblemente molesto del hemiciclo cameral. 

Más temprano, Hernández había adelantado a la prensa en su oficina en el Capitolio que no había ambiente para la reconsideración de la medida en la Cámara. Explicó que esto se debe a que hay un sinnúmero de legisladores que no querían entrar en esa controversia de la despenalización de nuevo.

Planteó que reconsiderar la medida no necesariamente resultaría en que cambiaran los votos y se lograra la aprobación de la medida. El martes, cuando se atendió la medida en el hemiciclo, la pieza se quedó corta por siete votos. Recibió 19 votos a favor, 26 en contra y dos abstenidos. 

“Las personas que le votaron en contra (a la medida) su posición es esa. Una de las expresiones de uno que estaba (en el hemiciclo) era que ‘lo pueden bajar a un octavo de gramo y como quiera no le voy a votar a favor’. Así que hay personas que tienen una posición clara en este asunto”, agregó.

En ese sentido, mencionó que “hay suficientes controversias corriendo ahora mismo en la Asamblea Legislativa para traer una controversia (más) al caucus cuando no tiene votos. No le veo el resultado positivo de continuar teniendo diferencias entre asuntos que nadie va a convencer a los compañeros que le votaron en contra porque es un asunto que no tiene que ver en derecho”.

Hernández planteó que “no hay manera de que los convenzan”.

“Así que, ya se votó, ya se cumplió con el proceso. Creo que uno termina, que no puede seguir pidiendo reconsideración de las medidas para crear animosidad entre los compañeros y crear quizás -en un argumento de posición a favor o en contra- una situación adversa como ha ocurrido en situaciones cuando se debaten asuntos que no tienen manera de llegar de puntos de encuentro”, argumentó. 

Mencionó que “hay temas donde jamás en la vida van a poder encontrar un punto medio y lo que estoy evitando es que en el caucus se convierta en una situación que lacere la relación entre los compañeros”. “Yo creo que esto está atendido final. Quizás se pueda atender de otra manera en el futuro, pero yo creo que esta medida ya se le dio el debido proceso y culminó”, puntualizó Hernández.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.