Julia Keleher

La exsecretaria del Departamento de Educación, Julia Keleher, rompió vínculos con el gobierno. >Archivo / EL VOCERO

El contrato de Julia Keleher con la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) fue cancelado ayer, pero no por orden del gobernador Ricardo Rosselló. Según informó La Fortaleza, fue la exsecretaria de Educación quien lo pidió.

EL VOCERO solicitó expresiones de Rosselló sobre Keleher y la investigación federal en su contra, así como sobre el contrato y las controversias suscitadas por el nombramiento de su sucesor, Eleuterio Álamo. Todas las preguntas fueron referidas al secretario de Asuntos Públicos, Anthony Maceira.

El gobernador partió el lunes para Sevilla, España, cuando se conocieron las renuncias de Keleher a Educación y de Héctor Pesquera al Departamento de Seguridad Pública. En los pasados días, EL VOCERO ha publicado información sobre la pesquisa federal a Keleher y han surgido cestionamientos desde el Senado por la forma en que se nombró a Álamo. El gobernador no se ha expresado sobre ninguno de estos asuntos.

Maceira anunció ayer en declaraciones escritas que Keleher había solicitado la cancelación del contrato de $250,000 anuales con Aafaf. Dijo que fue el secretario de la gobernación Ricardo Llerandi quien le dio paso al pedido de Keleher.

No quieren distracciones

“Llerandi aceptó la determinación de Julia Keleher a los efectos de finalizar su contrato con la Aafaf. Ninguna situación debe desviar la atención del trabajo que se realiza para continuar transformando a Puerto Rico”, dijo Maceira. Llerandi, por su parte, agradeció a Keleher “por poner a Puerto Rico y a los niños por encima de cualquier asunto”.

“Como administración es indispensable que nos demos a la tarea de que los asuntos de envergadura sean los que acaparen la discusión pública. Inmediatamente acepté y asentí la determinación de Keleher. Inmediatamente informé a la Aafaf para el trámite correspondiente y la Aafaf ha dado por terminado el acuerdo efectivo de inmediato”, indicó Llerandi.

Fue bajo este contrato que se le pagó a Keleher mientras era secretaria de Educación y, a la vez, mantenía un contrato de asesoría con la Aafaf. El contrato estipulaba que era asesora del Departamento de Educación en materia de currículo y administración en aras de ayudar a cumplir con el plan fiscal. Por estos 26 meses de servicio la exsecretaria recibió pagos por $541,666, informó Aafaf.

Tras su salida, el director ejecutivo de la Aafaf, Christian Sobrino, señaló que se mantendría la compensación de $250,000 anuales, pero que cambiarían las responsabilidades del contrato. Llerandi incluso dijo entonces que la secretaria podía asesorar otras agencias del gobierno, aunque las mismas no estuvieran enumeradas en el contrato.

Al conocerse de la investigación federal a Educación y a Keleher, Llerandi manifestó que solicitaría a la Oficina de Ética Gubernamental (OEG) una consulta para aclarar las funciones de la exsecretaria como asesora y contratista de Aafaf tras su salida de la agencia. Luego reconoció que este contrato podría tener “posibles conflictos con la Ley de Ética Gubernamental”, porque la ley establece limitaciones y prohibiciones a los funcionarios una vez salen de sus cargos públicos.

Por su parte, OEG confirmó que recibió antier la consulta de La Fortaleza, pero que ayer informaron que la dejaban sin efecto tras la finalización del contrato de Keleher.

Un asunto de ética

Sobre ese particular, la exsecretaria de la gobernación, Ingrid Vila, opinó que el contrato de Keleher debió cancelarse tan pronto salió de Educación. Dijo que debió hacerse a base de las limitaciones que impone la Ley de Ética a las personas que han servido como funcionarios públicos.

“Claramente la ahora exsecretaria Keleher no podía pasar a asesorar a Aafaf sobre temas del DE pues la ley prohíbe que asesore u ofrezca información a cualquier entidad, incluyendo entidades públicas como Aafaf”, dijo la exsecretaria de la Gobernación bajo el gobierno de Alejandro García Padilla.

Opinó que el gobierno debió tener conocimiento de la investigación federal contra Keleher.

“Y si es así, era necesario cancelar el contrato de inmediato, más allá de las consideraciones éticas”, afirmó.

EL VOCERO ha publicado que las autoridades federales indagan en las cuentas personales y en la vivienda de la exfuncionaria, así como en la empresa que mantenía mientras era secretaria y que tenía contratos en Washington D.C. y en Nueva York. Se ha informado que uno de los objetivos principales de esta pesquisa es el contrato del programa Tus Valores Cuentan, otorgado bajo su administración.

Maceira dijo ayer que el gobernador se enteró de la pesquisa federal por la prensa. Agregó que no le han solicitado información sobre Keleher ni sobre el Departamento de Educación.

¿Las autoridades federales se han comunicado con La Fortaleza?

“No, que a nosotros nos conste, no”, respondió Maceira.

Fuera de la comunicación con Llerandi, ¿han hablado con la exsecretaria?

“El secretario de la Gobernación conversó con ella. Ella voluntariamente determinó renunciar al contrato. El gobierno aceptó y se hizo por mutuo acuerdo”.

¿Sabe si el gobernador tiene conocimiento de la investigación federal?

“Todos tenemos conocimiento de lo que ha salido publicado”.

¿Tenía conocimiento antes de que fuera publicado?

“Que nosotros sepamos, no. La contestación sería que no. Tan pronto esto salió, el secretario de la Gobernación envió comunicación a distintas entidades para hacer averiguaciones formales e informales sobre esto”.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.