Sesión Senado

El Senado de Puerto Rico en sesión. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

El Senado canceló la sesión legislativa de esta tarde luego de activar el protocolo contra el covid-19 tras dos empleados de la oficina del Sargento de Armas arrojar positivo al virus.

La activación del protocolo se da a un día después de que el gobernador Pedro Pierluisi ofreciera un mensaje desde el hemiciclo de la Cámara de Representantes, donde además estuvieron presentes la mayoría de los senadores y el personal del Senado.

El presidente del Senado, José Luis Dalmau, detalló que el personal de la Oficina del Sargento de Armas que trabaja dentro del hemiciclo dio positivo a una prueba de coronavirus. No obstante, trascendió que son dos empleados de esa oficina los que dieron positivo y que igualmente un familiar de un empleado de la Secretaría del Senado.

"Todo el personal que nos ayuda en las laborales del Senado ya fue llevado a hacerse la prueba de rigor y siguiendo el protocolo. Ayer por la tarde y en la mañana de hoy se fumigó todo el hemiciclo, así que esto está debidamente atendido", dijo Dalmau.

Señaló que le harían hoy un pequeño reconocimiento a las Niñas Escuchas.

"La sesión para fines de los procesos queda pospuesta hasta el próximo martes, 13 de abril. Esa es la razón para cerrar los trabajos y posponerlos. Si el próximo martes los empleados que fueron llevados a hacerse la prueba dan negativo pues continuamos con los trabajos. Si dan positivo el protocolo nos obligará a cerrar por un periodo adicional", agregó Dalmau.

La sesión debió comenzar a la 1:00 de la tarde en el hemiciclo del Senado y en el calendario aparecían seis medidas legislativas para considerar.

No reportan positivos en Cámara

La Cámara de Representantes tampoco se volvería a reunir hasta la próxima semana.

Josué Brenes, oficial de prensa del presidente de la Cámara de Representantes Rafael “Tatito” Hernández, dijo a EL VOCERO que no tienen información de casos positivos en ese cuerpo. “Sigue vigente el protocolo implementado”, expresó.

Hernández, presidente de la Cámara, defendió ayer los “protocolos” de la Cámara cuando se le preguntó sobre las más de un centenar de personas que tuvieron acceso al hemiciclo cameral y a las gradas durante el mensaje de Pierluisi.

“Nosotros declaramos un estado de emergencia por varias situaciones que tuvimos en la Cámara. Eso está en efecto y un efecto de eso es que vamos a tener solamente un 45% de lo que son nuestras visitas en las gradas. Son más de 100 personas las que van a participar”, dijo.

Señaló que le dieron un espacio entre las bancas colocadas en las gradas de la Cámara. “Es el espacio de tres pies que dispone la CDC (Centro para el Control y Prevención de Enfermedades)”, expresó.

Mencionó que todos los legisladores se vacunaron y todos los empleados de la Cámara. “Los procesos se siguen ejecutando y se están distribuyendo mascarillas. Se ha cumplido con los termómetros en las entradas”, afirmó.

Durante el mensaje de Pierluisi, los senadores y los representantes estuvieron sentados uno al lado del otro sin respetar el distanciamiento. De hecho, no se aplicó un protocolo especial o distinto al ordinario para el manejo del gentío que se personó al Capitolio. 

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.