Ricardo Rossello firma proyecto

El gobernador Ricardo Rosselló anunció la cancelación de todas las multas de AutoExpreso emitidas hasta el día de hoy, al tiempo que anunció la cancelación del contrato del gobierno con la empresa GILA, operadora del sistema de peajes electrónicos en la Isla desde 2015.

A su vez, el primer ejecutivo firmó el proyecto de ley 1724 que reduce las multas de peaje de $50 a $15. Esto a pesar de que la Junta Federal de Control Fiscal se opuso a este proyecto de ley anteriormente. 

A preguntas de EL VOCERO, Rosselló descartó que le haya comunicado su determinación de estampar su firma al proyecto a la junta federal, creada bajo la Ley Promesa.  

"Aunque ningún sistema es perfecto, la realidad es que, desde julio de 2015 que llegó GILA, los problemas para los usuarios de este sistema no han hecho más que aumentar de forma dramática, injusta e inaceptable", expresó Rosselló.

La cancelación del contrato, según el Ejecutivo, quedó amparada en las disposiciones de la Sección 24.4 del acuerdo para operar el Sistema Electrónico de Cobro de Peajes (ETCS, por sus siglas en inglés). La determinación fue anunciada esta mañana a GILA en una carta enviada al vicepresidente de Operaciones de Peajes, Luis Alberto Sánchez. 

El gobierno dio por sentado además que a partir de la cancelación del contrato, GILA tendrá que seguir operando el sistema por 90 días mientras se escoge un nuevo operador de sistema. 

De otro lado, el secretario del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), Carlos Contreras, señaló que "con esta medida evitamos también que la persona pierda un día o más, metido en una oficina de AutoExpreso para hacer una reclamación". 

Contreras informó que los Centros de Servicio al Conductor (CESCO) y las oficinas de Autoexpreso están listas, para aquellos que no tengan acceso a Internet, puedan hacer sus reclamaciones y evitar pagar multas por concepto de AutoExpreso. 

En la conferencia de prensa trascendió además que no le devolverían el dinero a aquellos conductores que ya pagaron sus multas de manera injusta o por problemas con el sistema. 

Los reclamos en cuanto al cobro de peajes se han convertido en la norma después del huracán María, cuando salieron reducir irregularidades en cuento al manejo de los peajes. Sin embargo, la empresa GILA ha defendido su trabajo en múltiples pronunciamientos públicos.  

Pendientes a www.elvocero.com para el desarrollo de esta historia.