Carlos Mellado López

El designado secretario de Salud, Carlos Mellado, compareció ayer ante la Comisión de Nombramientos del Senado. 

El designado secretario del Departamento de Salud, Carlos Mellado, se expresó en contra de la legalización de la marihuana recreacional a preguntas de la senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, en una vista pública de la Comisión de Nombramientos del Senado.

Aunque, por otro lado, se expresó a favor del aborto y de que se prohíban las terapias de conversión que, se alega, sirven para cambiar la identidad de género de las personas.

"Respecto al uso de la marihuana recreacional, en este momento estoy sentado aquí como secretario de Salud y como secretario de Salud tengo que tratar de transmitir una opinión desde el punto de vista salubrista. De la misma forma en que no creo en la xanax ni en la percocet recreacional, no creo que la marihuana deba ser recreacional. No obstante, si se discute en la Legislatura y se hace un proyecto de ley para legalizar su uso recreacional el departamento estaría listo para educar a la población de que tiene que haber un uso consiente y no desmedido", expresó el nominado.

Mellado, sin embargo, reconoció que ha sido positiva la legalización del cannabis medicinal desde la perspectiva de la salud de los pacientes. "La medicinal es estupenda. Ha tenido unos efectos buenísimos a nivel médico", sostuvo.

"Mi postura como secretario es velar que toda la política pública sea salubrista", agregó.

También a preguntas de Rivera Lassén, el funcionario se expresó a favor del aborto legal y accesible.

"El aborto es un derecho ya y nosotros no podemos entorpecer lo que ya por derecho se tiene. Estoy de acuerdo en que tengamos una política pública de apertura para aquellas mujeres que opten por tener un aborto. Es su derecho y no somos quién para coartar ese derecho. Estoy de acuerdo en que tenemos que educar y más para las víctimas de violación que muchas veces la burocracia del gobierno las vuelve a violar", dijo Mellado.

También se expresó a favor de que se prohíban las terapias de conversión, pero no mencionó específicamente si se refería al Proyecto del Senado 184.

"En el DSM-5, que es el libro al que todos los profesionales de la salud tienen que dirigirse, no existe un tratamiento para una orientación sexual. Por lo tanto, basado en ese principio ningún psicólogo, médico o psiquiatra puede tratar una patología que no existe", afirmó Mellado.

"No hay terapias de conversión en la medicina. Si hay algún tipo de consejería pastoral pues no estaría en eso porque me están preguntando como salubrista", agregó.

La vista pública de la Comisión de Nombramientos del Senado se extendió por más de tres horas y contó con amplia participación de senadores de todos los partidos políticos.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.