Elmer Román

El secretario de Seguridad Pública, Elmer Roman, dijo ayer que busca $1.6 millones para una nueva academia de bomberos.

El Cuerpo de Bomberos opera con 417 vacantes en toda la Isla, lo que incluye 350 puestos de bomberos y 67 plazas administrativas en el negociado. El secretario del Departamento de Seguridad Pública, Elmer Román, busca por lo pronto $1.6 millones para hacer una nueva academia y llenar por lo menos 100 de estas vacantes.

Por su parte, Alberto Cruz, comisionado del Cuerpo de Bomberos, dijo a EL VOCERO que —cuando logren comenzar la academia— el proceso puede tardar entre 10 a 12 semanas adicionales antes de que puedan tener a los nuevos bomberos listos para entrar en acción.

Mientras el presidente del Sindicato de Bomberos, José Tirado García, denunció que —más allá de las vacantes y de las ausencias por enfermedad y otras razones— la situación del Negociado de Bomberos es “un desastre” por las condiciones de las estaciones, en términos de pérdidas de fondos y en materia de administración.

Pero Cruz dijo que hay un total de 350 puestos de bomberos vacantes, a lo que se suman las plazas administrativas hasta llegar a 417 puestos vacíos. El número ha aumentado desde que él llegó como comisionado del negociado, cuando encontró 312 puestos vacíos.

Informó que hace una semana, Román acudió ante la Junta Federal de Control Fiscal para informar que había identificado de dónde sacar los $1.6 millones para la nueva academia de bomberos y solicitar permiso para mover las partidas. Sostuvo que todavía no tienen respuesta.

Un solo efectivo por turno

Actualmente, dijo Cruz, la plantilla de bomberos para toda la Isla es de 1,748. Afirmó que hay bomberos en todos los municipios, pero reconoció que en muchos solo hay un puñado y que no dan para tener más de uno en cada turno.

“En las 96 estaciones hay personal. He dicho que lo ideal sería tener no menos de cuatro bomberos por turno, pero en algunos de estos pueblos hay dos bomberos, a veces uno por turno”, explicó. “Si fuera a decir lo más apremiante, hay que reclutar personal para la zona metro, que necesita una inyección de gente. El área oeste, Cabo Rojo y Boquerón, necesitan bomberos. En el área sur necesitamos gente también”, insistió.

Afectó el preretiro

Cruz estimó que la situación de falta de bomberos se agravó luego de aprobada la Ley 211 que permitió el preretiro de empleados públicos. Indicó que bajo esa ley se fueron 122 bomberos. “Ahora tenemos unas renuncias por años de servicio que se añaden a esas vacantes”, sentenció.

Es más grande el problema

A su vez, Tirado García dijo a EL VOCERO que las cientos de vacantes no son el único problema apremiante que enfrenta este negociado bajo el DSP.

“Cuando les sumamos a esas vacantes los empleados que se encuentran en licencia por enfermedad, en el fondo (del Seguro del Estado) y en licencias regulares, nosotros estamos trabajando con algunos 800 bomberos para 96 estaciones, para cuatro turnos de trabajo. Lo que está trabajando es un bombero (por turno) por estación”, expuso Tirado García.

“Crisis jamás antes vista”

El líder sindical planteó que los bomberos atraviesan una “crisis jamás antes vista”, que comenzó a agravarse a partir de 2017, cuando entró en vigor la Ley 20 del DSP.

Agregó que cerca del 60% de las 96 estaciones alrededor de la Isla, se encuentra en condiciones deplorables. Entre las peores, destacó las estaciones de Juncos, Salinas, Utuado, Culebra y Carolina.

Román “no ha hecho nada”

“Esto es un desastre; lo que hay aquí dentro de los Bomberos... un desastre”, denunció. “Elmer (Román) no ha hecho nada por los bomberos de Puerto Rico, nada… Entre Alberto Cruz Albarrán y Elmer Román, esto es un desastre”, puntualizó.

Tirado García adelantó a este rotativo que hará un pedido oficial la próxima semana para que el gobierno retire al Cuerpo de Bomberos de los siete negociados que controla el DSP.

Adicional a Bomberos, la sombrilla integra los negociados de la Policía, Ciencias Forenses, Sistemas de Emergencia 9-1-1, Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, Emergencias Médicas e Investigaciones Especiales.

“Nuestra necesidad es que arreglen las estaciones, que compren uniformes para los Bomberos, que la agencia eche para adelante; y la realidad es que esto es un desastre. Nosotros somos una agencia de respuesta rápida y necesitamos tener un director de Bomberos que tenga la capacidad para administrar la agencia y que no sea un monigote del jefe de Seguridad”, recalcó.

Román, por su parte, aseguró ayer en La Fortaleza que además de los bomberos también está en agenda reclutar paramédicos, aunque no precisó cuántos.

El secretario afirmó que cuenta con fondos suficientes para pagar la nómina y las operaciones de todas las agencias bajo la sombrilla del Departamento de Seguridad Pública.

EL VOCERO solicitó una reacción de la junta sobre el reclamo presupuestario para Bomberos, pero al cierre de esta edición el ente federal no había contestado.