Salud

Rodríguez Mercado (izq.) no pudo precisar cuántos de los 13,757 casos de influenza reportados han sido localizados en el suroeste de la Isla. A la derecha Juan Oscar Morales, presidente de la Comisión cameral de Salud.

Aunque los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) colocaron a Puerto Rico en la zona de alto riesgo de influenza, el secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, afirmó ayer que los casos reportados al momento no alcanzan los requeridos para declarar una epidemia por esta condición respiratoria.

Empero, el funcionario no pudo precisar cuántos de los 13,757 casos de influenza reportados han sido localizados en la zona suroeste, donde miles de personas pernoctan en campamentos comunitarios lejos del radar del Estado y de las aportaciones que pueda dar el gobierno a causa de los sismos recientes.

Precisamente, el Departamento de Seguridad Pública (DSP) alegó ayer que hay 19 refugios en el suroeste que no están administrados por el Departamento de la Vivienda, aunque no hay garantías de cuán real puede ser la cifra a un mes del sismo de magnitud 6.4 y sus constantes réplicas. Mientras, el secretario de Salud dijo que ha visitado 31 campamentos improvisados durante la emergencia.

“Ya la influenza ha costado 12,000 vidas en Estados Unidos y hay una epidemia rampante en los estados. Gracias a Dios que en Puerto Rico todavía estamos por los niveles bajos de alerta, pero han aumentado los casos. Así que tanto el CDC como Salud estamos estimulando a las personas a que se vacunen contra la influenza porque si viene otro virus —que Dios quiera y no—, no es lo mismo tratar un solo virus que tener dos a la vez porque puede ser mortal”, sostuvo.

Llamado a vacunarse

Rodríguez Mercado explicó que aún estamos “bien por debajo del umbral” para que se decrete una epidemia por influenza y detalló que al momento han vacunado a 250,000 personas. “Estamos llevando unos números nuevos, pero lo que nos preocupa son los niños de ocho a nueve años que no se están vacunando. Los papás no los están vacunando y estamos exhortando a la comunidad a que se vacune. Hay 135 centros de vacunación gratuitos y están también los pediatras”, enfatizó.

El titular de Salud explicó a EL VOCERO que el último informe de epidemiología refleja que el área más crítica en casos de influenza es Caguas, aunque anteriormente era la región de Ponce. “Nosotros tuvimos una gran penetración durante este periodo de vacunación. Estábamos vacunando nosotros, VOCES y otras organizaciones sin fines de lucro que cubrieron bien el área y ahora la alerta es en Caguas, donde están aumentando los casos”, manifestó.

Opinó que existe una “cultura de vacunación contra influenza”, y se atribuyó el logro a que “llevamos tres años corridos en que no ha habido una epidemia de influenza”.

“¿Qué números de casos tienen del suroeste?”, preguntó este diario al funcionario, quien acudió sorpresivamente a una vista ocular de la Comisión de Salud de la Cámara en Centro Médico de Río Piedras.

“Ese número lo puedo dar después”, respondió Rodríguez Mercado, quien a través de su portavoz de prensa refirió a este diario a buscar el dato en la página de internet de la agencia. En el portal se puede encontrar el informe semanal de vigilancia de influenza que detalla la tasa de incidencia por municipio, pero no especifica los casos reportados en el suroeste.

El jefe de Salud indicó que la agencia iniciará una campaña en conjunto con el Departamento de Educación (DE) para visitar las escuelas que se han instalado en carpas en el área suroeste tras los terremotos. Exhortó, además, a la Junta Examinadora de Anuncios de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) que acelere la evaluación de la campaña del gobierno para promover la vacunación contra la influenza.