supermercado

Varios ciudadanos reportaron a través de las redes sociales que, al día de hoy, a más de un mes de haber sometido sus solicitudes, no han recibido las tarjetas de la asistencia alimentaria para estudiantes, conocida como Pandemic EBT (P-EBT).

Según el programa, cada estudiante elegible recibiría $119 por cada mes del año escolar 2020-2021. De acuerdo con el Departamento de la Familia, aproximadamente 336 mil estudiantes en Puerto Rico son elegibles.

Al anunciar el inicio de esta ayuda, la agencia había establecido que una vez se completara la solicitud, la tarjeta con los beneficios llegaría por correo en un término de entre cinco y siete días.

La tercera fase y última fase para someter las solicitudes, dirigida a estudiantes de instituciones privadas o sin fines de lucro elegibles, que participan del programa de Almuerzos Escolares del Departamento de Educación, fue el pasado 26 de febrero.

“Les escribí privado. ¿Quién me ayuda en cuanto a la ayuda de mis hijos? Soy fase tres y me dijeron que hay error en dirección, que por eso la tarjeta no me ha llegado. ¿Quién me puede ayudar?”, escribió una usuaria identificada como Enniveth Garced Rodríguez en una publicación de la secretaria de la Familia, Carmen Ana González Magaz.

Mientras, Tamara Borroro comentó en el mismo post que “llevo desde el 1 de marzo que solicité el Pandemic EBT. Al día de hoy no he recibo nada ninguna tarjeta. Hace unos días me enteré de que fue que depositaron el dinero a una tarjeta de un caso de 2005 que hace 16 años no está activo… Es una falta de respeto que eso esté pasando y aún no han enviado una tarjeta nueva para que pueda utilizar los fondos que desde el 8 de marzo están depositados en esa cuenta”.

Agregó que “esto ha sido un atropello a los niños de este país. Es increíble la ineficiencia del gobierno. Exijo que hagan lo que tengan que hacer para hacer llegar ese dinero de alimentos que nos hace falta”.

Por otro lado, otra cibernauta identificada como Yaritza Dynel cuestionó “¿cómo atenderán a las familias que se les depositó el beneficio de P-EBT a cuentas inactivas de 10 a 20 años. ¿Cuál es la gestión que debe hacer el ciudadano? ¿Quién vela porque los fondos públicos lleguen al destino correcto? Esto es un fraude y no hay nadie disponible que resuelva”.

A inicios del mes pasado, el Departamento de la Familia informó que había desembolsado más de $221 millones para esta asistencia alimentaria desde el comienzo del programa, en beneficio de más de 272,000 estudiantes en la Isla.

EL VOCERO solicitó una reacción a la agencia, pero al momento no ha obtenido respuesta.