Transición

En la foto Ramón Luis Rivera, presidente del comité de transición de Pedro Pierluisi. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

En las vistas de transición que continúan hoy, el alcalde de Bayamón Ramón Luis Rivera, cuestionó la velocidad con la que el Departamento de la Vivienda trabajó el proceso de reconstrucción luego del huracán María, así como lo que han pagado por las viviendas construidas.

Rivera, quien preside el comité de transición del gobernador electo Pedro Pierluisi, levantó bandera al hecho de que el secretario de la Vivienda, Luis Carlos Fernández Trinchet, dijera que han sido eficientes en el proceso de reconstrucción, cuando la construcción y reparación de viviendas van a cuentagotas.

“Yo reconozco la pandemia, los terremotos que han trastocado la forma de trabajar en Puerto Rico, pero nadie en Puerto Rico está exento. Nosotros en Bayamón tampoco estamos exentos y hemos seguido haciendo el trabajo”, expresó Rivera. “¿Cómo puedo llamar éxito para ocho casos cerrados para compradores, 16 títulos de propiedad y 231 casos de unidades completadas?”.

El secretario defendió entonces su trabajo al afirmar que, desde que llegó, han tenido ocho meses de trabajo pues hubo periodos que no se trabajó en respuesta a la orden ejecutiva que le puso un candado al País para manejar la pandemia del Covid-19.

“Tener ocho meses de progreso con el trabajo monumental que ha hecho Cdbg-dr con estas restricciones lo catalogo de éxito. Hay camino que recorrer y en eso estoy totalmente de acuerdo”, manifestó.

El alcalde cuestionó además lo que se ha invertido en cada programa y lo que esto implica en cuanto al costo de unidades de vivienda que se supone sean de interés social.

El titular de Vivienda expresó entonces que el costo promedio de las 146 viviendas construidas fue de $150,000.

“Si usted entiende que es razonable ponerle un tope al mercado privado para construir estas casas, eso se puede contemplar”, ripostó el secretario de la Vivienda. “Antes de la pandemia, el costo promedio era $169,000 en promedio. Si usted entiende prudente poner un tope al costo total de la construcción de vivienda, es algo que se puede considerar”.