Rosselló (copy)

En la imagen el exgobernador Ricardo Rosselló Nevares.

La Oficina del Contralor Electoral (OCE) determinó hoy que la campaña del exgobernador Ricardo Rosselló tendrá 15 días para restituir al Gobierno de Puerto Rico la suma de $507,769.35 por servicios adquiridos con fondos públicos para el alquiler de varias guaguas.

La determinación —con fecha de hoy— ocurre luego de darse a conocer que, al asumir la gobernación en enero de 2017, la administración de Rosselló alquiló varios vehículos de su campaña política que fueron costeados con fondos públicos, y no con dinero de la campaña del ex primer mandatario.

La determinación de la OCE dispone que el comité deberá “restituir al Gobierno de Puerto Rico, a través de un cheque de gerente, giro bancario o postal, dirigido al Secretario de Hacienda, las cuantías pagadas a la empresa Allied Car & Truck Rental por concepto de arrendamiento de vehículos de motor ascendientes a $229,063.30. Además, consignar en la OCE un cheque de gerente, giro bancario o postal a nombre de Allied Car & Truck Rental por la cantidad de $278.706.05”.

“Con ambos pagos se cubre la totalidad de los servicios facturados ascendentes a $507,769.35”, lee el documento.

La Contralora de Puerto Rico, Yesmín Valdivieso, adelantó más temprano que no descarta realizar un referido al Departamento de Justicia relacionado con la auditoría que se realizó a la Oficina del Gobernador, en la que presuntamente la administración de Rosselló ocultó datos de los pagos a facturas con fondos públicos para el alquiler de dichos vehículos como parte de la campaña.

“Yo no sé si esto fue a propósito o quién fue, porque ese es un problema que a veces tenemos. Podemos encontrar un fraude, pero no descifrar exactamente quién nos los escondió o lo cometió. Pero definitivamente, de que se pagaron fondos públicos en unos vehículos que no tenían contratos, eso ya es un señalamiento y es un requerimiento de devolución de fondos”, indicó Valdivieso en entrevista radial (NotiUno 630).

El Contralor Electoral además determinó que el Comité tiene que devolver a los donantes las contribuciones en exceso, cuyo monto asciende a $58,900.

Además, debe devolver $5,000 a las personas jurídicas identificadas por la OCE.  También, tiene que emitir a Hacienda $296,600 por donativos recaudados y no gastados durante el periodo en que se proyectó como aspirante a la gobernación, entre el 3 de marzo y 21 de julio.

Igualmente, tiene que reservar una partida $150 mil para garantizar la “culminación efectiva del proceso de donativos y enmiendas de informes”.

“Pasado el 30 de diciembre de 2019, en caso de no aspirar a una candidatura para el evento electoral 2020, la cantidad no utilizada del remanente deberá remitirse al Secretario de Hacienda”, reza la determinación.

En el documento de tres páginas, la OCE especifica que continuará evaluando los informes de ingresos y gastos presentados, así como los documentos de apoyo, incluyendo, pero sin limitarse a, estados bancarios, cheques, depositados, contratos, recibos y facturas.

El comité podrá presentar un recurso de revisión judicial ante el Tribunal de Apelaciones, dentro del periodo de 30 días, de no estar de acuerdo con la determinación.

El exmandatario mantiene sobre $800,000 en su cuenta de campaña, dinero que fue recaudado entre el 3 de marzo —fecha en que anunció su aspiración a la reelección en 2020— y el 21 de julio —momento en que expresó que no aspiraría a la reelección.

Desde enero de 2017, Rosselló recaudó cerca de $2.5 millones. Cuando la OCE inició la evaluación del dinero en las arcas de Rosselló, la suma se elevaba a $1.6 millones.