Víctor Ramos

Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos.

Ante la emergencia que vive el país por la acelerada propagación del coronavirus (Covid-19), los grupos médicos y económicos tienen “diferencias significativas” en cuanto a las recomendaciones para la próxima orden ejecutiva, que deberá entrar en vigor este sábado, 17 de octubre, principalmente en el aspecto de una mayor apertura económica.

Así lo reveló hoy el presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, Víctor Ramos, quien especificó que el grupo económico buscar aumentar el por ciento de ocupación en los restaurantes y negocios. Actualmente, el nivel de ocupación es de un 25%, pero el sector económico busca aumentarlo a un 60%.

Además de un mayor nivel de ocupación, está sobre la mesa de discusión extender el horario de apertura de los negocios de 4:00 a.m. a 11:00 p.m., abrir los chinchorros, así como ampliar la operación de los gimnasios, según han revelado integrantes de ambos grupos. Sin embargo, aún no está claro cuáles son las recomendaciones que finalmente se le harán a la gobernadora Wanda Vázquez Garced en términos concretos.

En más de una ocasión, Ramos recalcó que la recomendación que hará el grupo médico será bien distinta a la del task force económico. “Tenemos unas diferencias significativas del grupo económico y el grupo médico en términos de qué apertura o no apertura debe haber en esta fase”, comentó, al salir de una reunión en el Departamento de Salud (DS).

“La gobernadora tendrá las recomendaciones de los grupos médicos y las recomendaciones de los grupos económicos. Obviamente ellos (el grupo económico) están pidiendo una apertura significativa. Nosotros creemos que no debe ser así. Las diferencias son significativas entre una posición y la otra”, sostuvo.

En términos concretos, Ramos dijo que la recomendación del grupo médico es “que se quede igual en gran medida”. A preguntas de una periodista sobre el planteamiento del sector económico de que se puede flexibilizar la parte de apertura económica basándose en el nivel de propagación de Covid-19 en la isla, Ramos mencionó: “ellos no están todos los días en el hospital. Estamos en 72% de ocupación de intensivo. Hay hospitales que hoy suspendieron cirugías electivas que necesitaban intensivo porque no tiene suficiente espacio”.

“El Covid-19 no es lo único que existe. Está aumentando dramáticamente los casos de dengue en Puerto Rico, que eso no lo va a haber Salud ahora, lo va a haber en dos o tres semanas en cuanto lleguen los reportes, pero uno que está en el hospital todos los días, básicamente se admiten dengue y Covid-19 en los hospitales, que no había mucho dengue desde (el huracán) María. Así que no es que es Covid-19 solo”, abundó.

Ramos fue enfático al señalar que la propuesta principal del sector económico es subir el por ciento de ocupación “dramáticamente”, o sea en un 60%. “Ellos están pidiendo abrir de 4:00 a.m. a 11:00 p.m. y 60% (de ocupación). Nosotros nos oponemos a eso. La recomendación del grupo médico va a ser muy distinta, principalmente en el por ciento de ocupación”, señaló.

Pruebas Quest

Sin embargo, la orden ejecutiva actual había sido extendida bajo la premisa de que tenían que evaluar los resultados de la confiabilidad en los resultados de las pruebas de detección de Covid-19 que emite el laboratorio Quest Puerto Rico. A finales de septiembre, Salud informó que había ordenado la detención de las pruebas que realizaba este laboratorio.

“Ciertamente se confirmaron que había positivo que eran negativos y negativos que eran positivos, pero la realidad como desde el 25 de septiembre ya Quest no está haciendo pruebas. Los datos que tenemos no son a base de Quest, así que son datos confiables. Así que es un ‘issue’ para las estadísticas, pero no un ‘issue’ para las determinaciones”, sostuvo Ramos, quien indicó, sin embargo, que no todos los resultados de las pruebas realizadas por Quest han sido evaluados.

Recomiendan mayor apertura

En tanto, el presidente de la Asociación de Comercio al Detal, Iván Báez, dijo que están solicitando que se extienda por cuatro semanas adicionales la orden ejecutiva, considerando extender el horario de operación de los establecimientos de 4:00 a.m. a 11:00 de la noche.

“Básicamente lo que estamos recomendando es que se extienda por cuatro semanas adicionales el periodo de apertura y considerando que también viene una temporada alta para evitar aglomeraciones, pues queremos también extender el horario de operación al menos una hora para poder tener menos tráfico”, expresó Báez.

Sin embargo, la realidad es que los casos de Covid-19 en Puerto Rico han continuado en aumento, al igual que las muertes. El DS reportó 27,629 casos confirmados, 27,887 casos probables y 742 muertes. Además, había 343 personas hospitalizadas por coronavirus.

El dashboard de Salud establece que hay 51 pacientes adultos y dos pacientes pediátricos en intensivo por Covid-19. También menciona que 36 pacientes adultos y un paciente pediátrico se encuentran conectados a un ventilador a causa del Covid-19.

Razonable extender condiciones

El doctor Jaime Claudio Villamil, catedrático de medicina de Familia del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico (UPR), planteó que en base a las estadísticas actuales del Covid-19 es razonable extender las condiciones actuales de la orden ejecutiva.

“Estamos viendo que las estadísticas están razonables, está en lo que nosotros llamamos una zona amarilla de intensidad, pero hay algunos indicadores que nos dicen que esto pudiera estar despuntando así arriba. No obstante, en base a la data que hay, yo creo que es razonable seguir y extender las condiciones que tenemos ahora y no ponernos más rígidos. Siempre hemos dicho que hay que seguir la data”, mencionó.

Dijo que considera apropiado considerar los horarios para que se mantengan o se extiendan en términos de la apertura de los negocios. “Nosotros sabemos que hoy lo que está basado en evidencia es el uso de mascarillas, es el distanciamiento y evitar los aglomeramientos. Si nosotros logramos mantener estas reglas en juego y trabajamos con sensibilidad, por ejemplo, tenemos que seguir la data. Sabemos que los brotes que hemos identificado representan un 13% de todos los casos”, sostuvo.

Dijo que, aunque la mayoría de los brotes son en familias, la mayoría de los casos no son brotes familiares. “Sencillamente, la cantidad mayor de brotes son en familia, después en trabajo, después en contexto agregados de trabajo, ir a los supermercados, así que yo creo que es importante que nosotros sigamos mirando la data de momento a momento y que trabajemos. Creo que esa es la idea que hemos visto (en términos del) task force económico trabajando con el task force de salud tratando de lograr un consenso”, abundó.

Ante ello, Villamil aseveró que habrá recomendaciones a los fines de extender la orden ejecutiva actual y seguir flexibilizando algunas industrias económicas.

“Creemos que los gimnasios tienen que ser apoyados en este momento porque no han representado ser un foco de infección. En muchos de estos sitios van a aumentarle la ocupación de un 25% a un 50%. Hay áreas donde tenemos que redefinir, por ejemplo, que es un chinchorro. Básicamente esto ha sido una cosa muy controversial porque básicamente un chinchorro donde se vende más alcohol que comida. Así que entendemos que son definiciones ambiguas”, dijo.

En este aspecto, el alcalde de Coamo, Juan Carlos García Padilla, mencionó que los encargados de estos negocios se harían responsables de la congregación de personas sin el debido distanciamiento y sin el uso de mascarillas en sus predios.

“Ellos son responsables de lo que pase al frente del negocio, no como antes, que no eran responsables. Así que, si ven que se está yendo de control, pues tienen que cerrar negocios. Ayer (martes) dialogamos con los comerciantes de Coamo extensamente y estuvieron de acuerdo porque están cerrados, no están generando nada y hay que darles la oportunidad”, sostuvo.