Fortaleza

El gobernador Ricardo Rosselló durante la conferencia legislativa en La Fortaleza, acompañado en la mesa por el presidente senatorial Thomas Rivera Schatz (Izq.) y Carlos "Johnny" Méndez, líder cameral.

Según el gobernador Ricardo Rosselló, el recorte presupuestario de $570 millones no se justifica para un gobierno que tiene miles de millones en caja. El gobernador reiteró que será su presupuesto el que presente para ser considerado por la Legislatura y no el de la Junta Federal de Control Fiscal.

El primer ejecutivo presentará su presupuesto en un mensaje ante miembros de la Asamblea Legislativa, pero según se informó ayer, no será en el Capitolio sino en otro lugar que no ha sido anunciado.

Rosselló criticó nuevamente a la junta por oponerse al presupuesto presentado desde la Mansión Ejecutiva y por pretender recortarle los $570 millones. Mencionó que, al llegar a La Fortaleza, la caja del gobierno tenía unos $300 millones y que ahora llega a miles de millones. No mencionó que —por virtud de la ley Promesa y el proceso de quiebra en el Tribunal Federal— el gobierno no está pagando su deuda.

“La señora Jaresko (Natalie, directora ejecutiva de la Junta Federal de Control Fiscal) está diciendo que no podemos sostener los déficits. Pero ese anuncio implica que estamos teniendo déficit. Empezamos esta administración con poco más de $300 millones en la caja y ahora rebasan los billones de dólares. Esto no es una compañía ni una entidad sin fines de lucro. Ese dinero se debe invertir para mejorar la calidad de vida del pueblo”, dijo Rosselló.

Agregó que “cerrarse a poner un tope y no invertir… simplemente denota que no están haciendo el trabajo o que simplemente su interés es más ideológico fiscal que uno de bienestar por el gobierno de Puerto Rico”.

Defiende sus aumentos

Defendió los aumentos propuestos, como los del Departamento de Educación y la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), al indicar que habrá tres eventos de primarias electorales, incluyendo las primarias presidenciales del Partido Demócrata y el Partido Republicano.

“Por lo demás, no he podido ir partida por partida para ver dónde es que han recortado. Sospecho que —como ha sido su fijación— es para eliminar el bono de Navidad y cómo eliminar las aportaciones a planes médicos”, expresó.

Guerra “contra la Navidad”

El gobernador dijo que no le sorprendería que la junta proponga nuevamente eliminar el bono de Navidad, asunto que para el presupuesto vigente provocó una agria y extensa controversia antes de que el Ejecutivo finalmente lo pagara en diciembre.

“Otro (recorte) que uno se puede sospechar es el bono de Navidad. La junta tiene una guerra contra los servidores públicos y la Navidad. Es un patrón continuo que se está manifestando en estas cosas”, sentenció el gobernador.

“Hemos cumplido con los objetivos. Usar el argumento de que simplemente no podemos permitir que continúen los déficits, estamos de acuerdo en esa parte, lo que pasa es que no toma en consideración que ya se ha trabajado para no tener déficit y se tiene más dinero en caja; y ahora ese dinero no es para que esté sentado ahí”, sostuvo el mandatario.

Fecha pendiente

Ante varias preguntas de la prensa, el gobernador no precisó ayer cuándo presentará el presupuesto a la Legislatura y dejó la puerta abierta a la posibilidad de que el mensaje sea fuera del Capitolio. El nuevo presupuesto debe entrar en vigor el 1ro de julio.

En conferencia de prensa el martes, la Junta Federal de Control Fiscal anunció que enviaría a la Legislatura un presupuesto de $9,100 millones, lo que representa un recorte de $570 millones al enviado por el gobernador.

Entre otras cosas, la junta recortó la asignación al Departamento de Educación, así como dinero asignado a la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) y para la transferencia a los municipios.

El gobernador ha enviado dos presupuestos a la junta. El primero fue enviado —y rechazado por la junta— en abril. La semana pasada el gobernador envió una segunda versión de su presupuesto, este mayor que el primero. Ya la junta le había indicado que debía recortar unos $1,500 millones al presupuesto propuesto. La junta le ha dicho al gobernador que el presupuesto propuesto no cumple con el plan fiscal certificado.

El presupuesto enviado por el gobernador es de $9,624 millones. Incluye un aumento de $262 millones a Educación, así como más de $30 millones para cubrir las aportaciones municipales al plan de salud del gobierno y al sistema Pay Go.

No descartan el Centro de Convenciones

El gobernador se reunió ayer tarde con los presidentes de los cuerpos legislativos, de la Cámara, Carlos Méndez Núñez y del Senado, Thomas Rivera Schatz. Al salir de la reunión, tanto Méndez Núñez como el secretario de Asuntos Públicos, Anthony Maceira, informaron que el gobernador presentará su presupuesto fuera del Capitolio. Dieron como razón los arreglos al techo del hemiciclo cameral, donde en abril el gobernador acudió a ofrecer su Mensaje de Estado.

Maceira afirmó que esto no incumple con la Constitución que obliga al gobernador a presentar su presupuesto ante la Legislatura.

Afirmaron que el presupuesto a discutirse será el presentado por el gobernador y no el de $9,100 de la junta fiscal.

Maceira recordó que la junta necesitaría que un legislador radique por petición su presupuesto para que el mismo pueda ser considerado por la Legislatura, pues quienes único pueden radicar proyectos son los legisladores.

Maceira no descartó que se presente el presupuesto en un lugar como el Centro de Convenciones.