Orden Ejecutiva covid-19
Según reza la nueva orden ejecutiva, “los bañistas deberán tener su mascarilla en todo momento mientras permanezcan fuera del agua. No obstante, se prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas”. >Archivo/EL VOCERO

El gobernador Pedro Pierluisi emitió ayer una orden ejecutiva con mayores restricciones para el manejo de la pandemia por el coronavirus, ante el alza en los casos registrados en la Isla.

Entre los cambios, esta orden —que entra en vigor hoy, viernes— impone un toque de queda desde las 10:00 p.m. hasta las 5:00 a.m. La orden anterior comenzaba el toque de queda a partir de las 11:00 p.m.

Esta orden ejecutiva está vigente por un mes, es decir, hasta el 9 de mayo. La misma mantiene las normas del distanciamiento que obliga la pandemia, incluyendo las instrucciones de someterse a cuarentenas y aislamientos en caso de contagios o contacto con una persona infectada.

Los comercios deben cerrar sus puertas a las 9:00 p.m. y se mantiene la disposición de que podrán atender hasta el 50% de su capacidad.

Esta orden mantuvo intacto el permiso de operación para casinos, cines, centros de cuidado e iglesias con la condición de que operen hasta las 9:00 p.m. Por otra parte, tendrán que mantenerse cerradas las barras y discotecas. Estos establecimientos no han abierto sus puertas desde marzo del año pasado.

Los teatros y anfiteatros que abrieron por disposición de la pasada orden ejecutiva, podrán seguir operando a un 30% de su capacidad.

En la pasada orden ejecutiva, el gobernador permitió a los centros de actividades realizar eventos como bodas, cumpleaños y fiestas de graduación sin requerir una dispensa de La Fortaleza. La condición era que cumplieran con las disposiciones de espacio en cada uno de estos centros.

La orden ejecutiva publicada ayer requiere nuevamente obtener una de estas dispensas antes de poder realizar este tipo de actividades en salones y restaurantes.

Los centros comerciales cerrados deben, nuevamente, limitar su capacidad a una persona por cada 75 pies cuadrados.

La orden firmada por el gobernador retoma la prohibición al consumo de bebidas alcohólicas en las playas, lo que había sido eliminada en la orden ejecutiva anterior.

“Aunque el proceso de vacunación ha sido sumamente eficiente y efectivo, en los últimos días ha ocurrido un aumento en los contagios y en las hospitalizaciones. Los estudios demuestran que el 58% de los contagios se contraen en actividades familiares, por lo que hacemos un llamado a todos los ciudadanos a continuar llevando a cabo, de forma estricta, las medidas cautelares impuestas en esta Orden”, reza el documento.

“He procurado ser prudente y responsable en cuanto a las órdenes ejecutivas que he emitido para atender esta pandemia. Mi propósito ha sido siempre buscar un balance, tomando en consideración al sector económico, pero sobre todo dando prioridad a la salud del pueblo. Ante un repunte de casos como estamos viendo, mi responsabilidad es actuar de inmediato. Por eso, además de esta orden ejecutiva, estamos ampliando la vacunación para todo residente en la Isla de 16 años o más”, sostuvo el gobernador en comunicado de prensa enviado por La Fortaleza, información que ya había adelantado esta semana durante su primer Mensaje de la Situación del Estado.